El actor Brays Efe ha denunciado a través de las redes sociales una situación que sufre desde que se ha convertido en una de las personas más reconocidas de nuestro país por su éxito con 'Paquita Salas'.

Efe, de 31 años, ha querido recriminar a través de Twitter la "fea experiencia" que ha tenido con gran parte de los estilistas con los que ha tratado. Todo, afirma, debido a que utiliza una talla grande.

El actor ha arrancado un hilo de Twitter en el que ha narrado sus malas experiencias. "El Haarper's Bazaar de junio (creo) 2018 haciendo promo de Paquita Salas fue la primera revista en la que salía que no me compré. Una fea experiencia. Otra más. Nadie se da cuenta, pero nada era mi talla. Nunca lo ha sido, salvo honrosas excepciones", ha espetado el artista, que ha ejemplificado algunas de ellas, porque, según dice, donde sus compañeros tienen opciones, él suele encontrar una percha con su propia ropa.

 

"En Vogue: una chaqueta abierta porque no cierra... o el único pantalón que me cabía. Rompí el pantalón de Gucci para la portada de Icon y salgo con mis vaqueros de diario en S Moda", ha lamentado.

¿Cuánto más tengo que esperar hasta poder exigir a los demás la calidad que yo ofrezco en mi trabajo?

Pero la desagradable experiencia no deja de repetirse: "Este año he hecho teatro en el Lara, un libro con Planeta, una serie de HBO y estreno una peli en Netflix con Javier Rey y Verónica Echegui. Este domingo nos hacemos unas fotos los tres, de promoción, y anoche me escribió el estilista diciendo que no ha encontrado pantalones".

Por eso ha querido 'gritar' basta: "Supongo que la precariedad del oficio de estilista y el poco tiempo provocan algunas de estas situaciones. Y lo sé, no tengo una talla de showroom. Pero ya está, ¿no?, ¿cuánto más tengo que esperar hasta poder exigir a los demás la calidad que yo ofrezco en mi trabajo?", ha recriminado.

El actor ha asegurado en la red social que no pide un estilista propio por "vergüenza": "Hay temas más importantes en el mundo, lo sé", pero afirma que no le apetece seguir escuchando el mismo mensaje: "'Esto no está hecho para ti', no me apetece más".

Brays Efe ha utilizado la red social como herramienta para poner fin a una situación que denota un trato diferente al que recibe el resto solo por su talla de ropa. En este sentido, ha puesto fin a su malestar: "A este estilista le he contestado que si no ha encontrado pantalones, que no se preocupe, que salgo en calzoncillos".