"Nos encontramos ante los 10 días más importantes de este verano. 10 días para saber si con un nuevo esfuerzo colectivo somos capaces de conseguir empezar a enderezar la situación. Porque si no lo logramos, tendremos que retroceder".

Así se ha pronunciado este lunes Quim Torra sobre la situación del coronavirus en Cataluña, que, según ha reconocido, es "muy crítica" y sitúa a la región "en la antesala del mes de marzo".

El president de la Generalitat ha lanzado esta advertencia en una rueda de prensa en la que ha aseverado que "nos va la vida" en tratar de reconducir la situación epidemiológica. En este sentido, ha destacado la necesidad de evitar la transmisión comunitaria y ha insistido en que "todo depende de los próximos 10 días".

"En los próximos 10 días hay que extremar la prevención. Estamos como en febrero y no quiero que llegue marzo", ha sentenciado Torra. "No me resigno a volver a marzo. No quiero tener 7.000 muertos sobre la mesa otra vez", ha insistido.

No quiero volver a marzo. No quiero tener 7.000 muertos sobre la mesa otra vez"

Quim Torra

"Tomaré las decisiones que hagan falta sin que me tiemble el pulso", ha advertido el president, que ha pedido al conseller de Interior, Miquel Buch, y a los alcaldes catalanes "que apliquen con severidad" las sanciones en caso de que no se respeten las medidas preventivas.

Durante su comparecencia, en la que ha admitido que "no hemos tenido la tregua que esperábamos", Torra ha explicado que la situación en las residencias está "controlada" y que el impacto en los hospitales "no es importante", pero ha advertido de que "hay gran impacto asistencial" en la Atención Primaria. "Tenemos que evitar que se desborde y llegue a los hospitales", ha alertado.

El president se ha pronunciado así después de que Cataluña, una de las comunidades más afectadas por los brotes, notificara más de 2.000 nuevos contagios a lo largo del fin de semana: 886 el domingo y 1.493 casos el sábado, así como nueve víctimas mortales.

Según ha detallado Torra, se ha pasado de realizar 42.000 pruebas PCR a 62.000 pruebas en la última semana, y de 3.485 a 5.487 positivos por coronavirus. A principios de julio, el número de ingresados en UCI era de 49 y ahora es de 75. Además, ha descendido la media de edad de los contagiados, que ahora se sitúa en los 37,5 años, mientras que en marzo era de 60.

Mensaje a los turistas: "Cataluña es un destino responsable"

Así, el president ha llamado a realizar una movilidad "responsable", "sin relajamientos", y ha pedido "bajar el ritmo" y no olvidar el uso de la mascarilla. En este sentido, se ha dirigido a los jóvenes, destacando que "hoy un botellón no es una fiesta, es un acto de insolidaridad".

En este sentido, Torra ha defendido que cerrar el ocio nocturno "era una medida necesaria" y ha reiterado la prohibición de hacer botellón, indicando que ha dado instrucciones a Buch "de ser muy severo en este tema".

El Govern anuncia un expediente sancionador a la Iglesia por la misa en la Sagrada Familia

Además, según ha anunciado, ha pedido que se levante expediente sancionador por la misa celebrada el domingo en la Sagrada Familia, infringiendo las medidas del Plan Territorial de Protección Civil de Cataluña. "Todos somos iguales", ha aseverado a este respecto.

No obstante, Torra también se ha dirigido a los turistas. "Cataluña es un destino turístico responsable", ha asegurado en inglés, idioma en el que asimismo ha afirmado que la Costa Brava, lo Costa Dorada y los Pirineos son zonas "libres de Covid". "Tenemos estándares de seguridad y es un destino seguro", ha dicho, avanzando que se reunirá con hoteleros y el sector sanitario.