"No tenemos que bajar la guardia. El virus sigue ahí". Es el mensaje rotundo del ministro de Sanidad, Salvador Illa, que insiste en que "con la salud pública no se negocia". "No queremos ciudadanos en la UCI, pensamos mucho en los sanitarios y en las familias. Hay que actuar en clave sanitaria", ha añadido Illa.

El ministro reconoce estar "preocupado" por los datos de Madrid. "Me preocupan cosas de Madrid. Hay un retraso de notificación en Madrid, debido al volumen de los casos. No es negligencia, ni mucho menos. Hay un retraso de hasta 8 días y hay que valorar los datos con prudencia y eso lo sabemos todos. Me preocupa el descenso de las PCR", ha explicado el ministro, que advierte de que "vienen semanas complicadas en España y en Europa".

Preguntado por los criterios de incidencia acumulada, Illa responde que "no hay cambio de reglas" y apunta que "hay que bajarla muy por debajo de los 250 casos como están haciendo todas las CCAA". "El objetivo no es bajar de 500, es bajar la incidencia acumulada a ratios de en torno a 100 casos por 100.000 habitantes. Se trata de una cifra que nos permita un margen de actuación", ha explicado el titular de Sanidad.

Me preocupan cosas de Madrid. Hay un retraso de notificación, debido al volumen de casos"

El ministro Illa

Respecto a la petición de Madrid para poner fin al estado de alarma, Illa recuerda que "se adoptó por un periodo de 14 días" y defiende que "las reglas siempre han sido las mismas". "El estado de alarma pretende dar cobertura jurídica a medidas que ya se venían aplicando. Hay que dar tiempo para que las medidas tengan efecto. Todo el mundo sabe, está en el plan de respuesta temprana, que hay que ir a incidencias mucho más bajas. A partir de 50 casos por 100.000 habitantes hay que actuar", ha señalado el ministro.

Illa, que ha actualizado los datos de la pandemia, defiende ante los medios que "al virus se le vence con criterios sanitarios" y asegura que el Gobierno no entrará "en polémicas estériles ni en reproches". "Solo hablamos de Sanidad y argumentos de salud pública", ha señalado de forma tajante. Eso sí, ha querido "dar las gracias a los madrileños por su disciplina" tras decretarse el estado de alarma.

Por su parte, Fernando Simón también ha querido evitar confrontaciones y ha puesto a Asturias como "ejemplo de actuación precoz, de endurecimiento de las medidas de control cuando está en 175 casos por 100.000 habitantes". El director del Centro de Emergencias Sanitarias señala la importancia de "actuar antes de estar fuera de todo rango".

Minutos antes, y también en una comparecencia pública, Isabel Díaz Ayuso ha acusado al Gobierno central de "incrementar las exigencias sin criterio" y "dinamitar el Estado de Derecho con la excusa del bien común", algo que sostiene "es el camino hacia los totalitarismos". "Solicitaremos cada día al Gobierno que levante el estado de alarma con el que pretende aniquilar nuestra autonomía", ha añadido la presidenta de la Comunidad de Madrid desde la Real Casa de Correos.

Críticas y tono duro que también ha tenido el alcalde de Madrid, Martínez-Almeida, que ha insistido en que "los madrileños no merecemos ser rehenes" y ha pedido a Sanidad que expliquen los cambios de criterios. "Tenemos la duda de si el Gobierno central quiere lo mejor para Madrid", ha señalado Almeida. El Ministerio de Sanidad informa este martes de una incidencia acumulada en Madrid de 489,15 cada 100.000 habitantes.