El mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero se ofreció para ser él quien detuviera al expresidente Carles Puigdemont si lo ordenaba el juez, si bien sus principales colaboradores en la cúpula, Ferran López y Joan Carles Molinero, lo descartaron y acordaron que debían ser ellos dos.

Así lo ha desvelado este miércoles, a preguntas de su abogada, Olga Tubau, en la tercera jornada del juicio por rebelión en la Audiencia Nacional, después de que el fiscal Miguel Ángel Carballo cuestionara este martes que el mayor hubiese planeado un dispositivo para detener a Puigdemont y a su Govern por si lo ordenaba el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) tras la proclamación de la DUI.

"Me dijeron que no les parecía bien, que era mejor que yo me quedase en Egara (el complejo central de los Mossos d'Esquadra) y que ellos se ofrecían (a practicar la detención de Puigdemont)", ha relatado Trapero. El mayor ha detallado que, como eran conscientes de que se trataba de un tema de una "gran trascendencia", dio indicaciones para que fueran los máximos mandos de los Mossos d'Esquadra los que asumieran las detenciones de los consellers.

Apoyo al dispositivo de los Mossos

Sobre el operativo del 1-O, el mayor ha asegurado que no detectó una desconfianza hacia la planificación del operativo de la policía autonómica para frenar el referéndum ilegal en las sucesivas reuniones que mantuvo con el fiscal superior de Cataluña, que en una reunió el entonces fiscal superior de Cataluña, el fallecido José María Romero de Tejada, le dijo: "Tenemos toda la confianza en el Cuerpo".

Trapero asegura que los Mossos se plantearon dar una rueda de prensa para desvincularse de los planes del Govern del 1-O.

Ha desvelado que la cúpula de los Mossos d'Esquadra se planteó convocar una rueda de prensa o emitir un comunicado público para desmarcarse de los planes de Govern de seguir adelante con el 1-O, aunque ambas ideas se desecharon, lo que Trapero ha dicho que "lamenta" ahora.

Tuvo ofertas para saltar a la política

Trapero ha confirmado que, tras su cese al frente del Cuerpo con la aplicación del artículo 155, tuvo ofertas para pasarse a la política incorporándose a una candidatura para las elecciones del 21-D, pero lo rechazó. "¿Le ofrecieron ir en una candidatura?", le ha preguntado su abogada, a lo que el mayor ha respondido que a él directamente no, pero que, a través de su letrada -la misma que le interrogaba-, recibió alguna oferta. "¿Y qué dijo?", ha insistido Tubau, "que ni me llamaran", ha sostenido Trapero, que de haber aceptado esa oferta hoy tendría la condición de aforado y la Audiencia Nacional no le habría podido juzgar.

El mayor asegura que recibió ofertas para pasar a la política, auque no ha desvelado de qué partido procedían.

Ni Trapero ni su abogada han revelado qué partido le hizo esa oferta, si bien en su día algunos medios publicaron que la formación liderada por Carles Puigdemont (JxCat) había ofrecido a Trapero ser el número 3 de su candidatura a las elecciones del 21-D, que se celebraron estando aún vigente el 155. Trapero también ha relatado que tras las elecciones le convocaron a una reunión a instancias del presidente de la Generalitat, Quim Torra, por si quería recuperar la jefatura de los Mossos, pero ha señalado que también declinó esta propuesta.