Menos de 48 horas tiene Madrid para aplicar las restricciones acordadas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. El Gobierno notificó anoche las medidas y a partir de ahí empieza a contar el plazo previsto; por lo tanto, la Comunidad, la única a la que afectan las restricciones, tiene hasta este sábado a las 00:00 horas para poner en marcha lo previsto.

El acuerdo es "de obligado cumplimiento" y se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) este jueves. El ministro de Sanidad notificó anoche la orden mediante la cual se aprobó la Declaración de Actuaciones coordinadas en Salud Pública para responder ante situaciones de especial riesgo por transmisión no controlada de COVID-19.

Por tanto, sin ser necesaria una nueva publicación en el BOE y siendo las comunidades autónomas competentes para su ejecución, la Comunidad de Madrid -la única afectada por el momento- tendrá que aplicar el confinamiento perimetral antes del sábado. Algo que afecta a la capital y a nueve municipios.

El Gobierno madrileño ya anunció este jueves su negativa a estas restricciones, alegando que no tienen validez jurídica. Algo en lo que ha insistido hoy Isabel Díaz Ayuso, en una entrevista en 'EsRadio' ha señalado que "este consejo no puede imponer nada", por lo que ya lo están "estudiando con los abogados".

Madrid recurrirá

"Esta Comunidad no está en rebeldía, este Gobierno no está en rebeldía y cumplirá todas las órdenes de manera estricta porque no somos como sus socios independentistas. Por supuesto que voy a acatar las normas y las leyes, por supuesto que cumplimos la ley", ha dicho Ayuso.

Ha añadido que irán a los tribunales "nuevamente como lo hicimos con el cambio de fase para defender los intereses legítimos de los madrileños y que las medidas se ajusten a la normativa, a la realidad, que sean objetivas y justas".

Fuentes de la Comunidad de Madrid aseguran a laSexta que "está estudiando a través de Abogacía General de la Comunidad de Madrid la resolución ministerial publicada esta mañana en el BOE para tomar la decisión de presentar recurso ante el contencioso administrativo de la Audiencia Nacional puesto que dudamos de la validez jurídica de lo acordado ayer sin consenso en el Consejo Interterritorial, como ya apuntó ayer Ruiz Escudero."

Sin embargo, fuentes del Ejecutivo central indican a laSexta que confían en que Madrid sí cumpla con las medidas aplicadas en el plazo establecido porque "son un Gobierno de orden". Según se recoge en el BOE publicado esta mañana, "este acuerdo será de obligado cumplimiento para todas las comunidades y ciudades autónomas integrantes del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud", incluidas las que han rechazado las medidas, como Madrid, Andalucía, Cataluña, Galicia y Ceuta.

La Comunidad de Madrid es la única que, por el momento, cuenta con ciudades afectadas por las medidas, que en concreto afectan a los municipios de Madrid, Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz.

Apoyo a las medidas de varios municpios

Los alcaldes y alcaldesas de Alcalá de Henares, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles y Parla han emitido un comunicado donde dicen que apoyan las medidas adoptadas en el Consejo Interterritorial de Sanidad a propuesta del Gobierno de España "con la convicción de que cuanto antes se tomen medidas serán más efectivas y evitarán adoptar otras más drásticas en el futuro".

"Es muy positivo constatar que por fin existen criterios objetivos que justifican y dan sentido a las actuaciones a desarrollar en nuestras ciudades" y añaden: "Nunca han existido tales criterios objetivos en las restricciones impuestas por la Comunidad de Madrid en función de las zonas básicas de salud, lo que ha provocado falta de equidad y tensiones entre vecinos y vecinas de un mismo municipio".

La actitud de desobediencia adoptada por la Comunidad de Madrid nos sitúa frente a un grave problema de gestión de la crisis desde un punto de vista social y de convivencia

A su juicio, la "actitud de desobediencia frente la normativa adoptada en el Consejo Interterritorial adoptada por la Comunidad de Madrid nos sitúa frente a un grave problema de gestión de la crisis desde un punto de vista social y de convivencia, con vecinos y vecinas confundidos entre lo que establecerá el Gobierno de la Nación y será ejecutado por la Policía Municipal, Policía Nacional y Guardia Civil frente a la desobediencia proclamada por las autoridades autonómicas".

"Somos ciudades de más de 100.000 habitantes, pero existen índices de contagio acumulados de la misma magnitud e incluso superior en ciudades de tamaño medio con más de 50.000 habitantes (como, por ejemplo, Collado Villalba con un índice de contagio de 783 y el 88% de las UCI ocupadas)", aseguran en el comunicado.

Madrid es la única región que cumple con los requisitos para aplicar las restricciones de Sanidad, que afectan a los municipios de más de 100.000 habitantes con una incidencia superior a 500 casos de COVID-19 en los últimos 14 días. Asimismo, el municipio tendrá que presentar un porcentaje de positividad en los resultados de las pruebas diagnósticas de infección activa por COVID-19 realizadas en las dos semanas previas superior al 10%. Además, la autonomía a la que pertenezca deberá tener una ocupación de camas por pacientes en UCI superior al 35% de la dotación habitual.

Qué se puede y qué no se puede hacer

Así las cosas, los vecinos solo podrán salir de su municipio para recibir asistencia sanitaria, cumplir con sus obligaciones laborales, asistir a centros de estudio o a entidades bancarias y/o para gestionar trámites oficiales o urgentes.

El acuerdo también fija en un tercio el aforo máximo en los lugares de culto. Para los velatorios, el límite queda fijado en hasta 15 personas al aire libre y en 10 en espacio cerrado, sean o no convivientes. Para los crematorios o los entierros, el máximo queda en 15.

Respecto a la hostelería y restauración, el aforo máximo será de 50% en espacios interiores y del 60% en espacios exteriores. Se prohíbe el consumo en barra, se fija el horario de cierre a las 23.00 horas y se establece un máximo de seis personas por mesa. En cuanto a los locales comerciales, el aforo máximo será del 50% y la hora de cierre no superará las 22.00 horas.

Y si Madrid no acata, ¿qué pasará?

Sobre qué puede pasar si Madrid no cumple, ya Illa anoche dijo que no contemplaba ese escenario. "Madrid no está en rebeldía. Por supuesto que voy a acatar las normas y cumplir las leyes", anunciaba Ayuso, aunque a continuación ha dicho que hará uso del estado de derecho y que irá a los tribunales.

Considera que lo del Gobierno es una "imposición" que "nos ha clavado por la espalda". Ayuso ha dicho que como ya hizo la Comunidad durante la desescalada, cuando Sanidad no permitió que pasara a fase 1, ahora también lo llevará a los tribunales.