Los acusados 'black' siguen empeñados en tumbar la prueba principal presentada por Bankia. "No voy a dar por buena la hoja excel", repiten los acusados.

Dicen que la famosa hoja de excel con sus gastos está plagada de errores. "Estamos hablando de que probablemente entre todos los aquí presentes hay entre 3.000 y 6.000 errores", señala Alberto Recarte.

Durante la sesión, han puesto ejemplos como que aparecen dos conceptos diferentes el mismo día y a la misma hora. "Hay gastos ilógicos, uno no puede comer a las tres de la tarde y estar comiendo a las tres y media otra vez", ha explicado José María Arteta.

Sólo hay una cosa que reconocen del documento: "El daño que me ha hecho diciendo que yo he hecho gastos que no he realizado nunca". Tal ha sido el ataque, que el fiscal ha salido a defender la prueba.

La anécdota del día la ha protagonizado Arturo Fernández, han tenido que posponer una pregunta porque el aludido, Díaz Ferrán, no estaba en la sala. Los acusados también han coincidido en señalar que podían disponer libremente de la tarjeta, sin necesidad de justificar ningún gasto.