Laura Borrás presidenta del Parlament catalán, ha recordado a Esquerra que, tras la celebración de las elecciones catalanas, solo les separa un escaño de diferencia. En una entrevista que la dirigente catalana ha concedido a 'eldiario.es' ha mantenido que las urnas del 14F han arrojado un resultado en el que no se premia de manera clara a ninguno de los dos partidos y sus estrategias. En esta línea, la dirigente de Junts per Catalunya ha afirmado también que el president legítimo de la Generalit es Carles Puigdemont.

Borras ha apuntado además que en la XII legislatura "no se preservó la inviolabilidad" de la Cámara, que estuvo presidida por Roger Torrent (ERC), porque cree que no fue un espacio donde representantes de la ciudadanía pudieron desarrollar su tarea sin ingerencias externas. En una entrevista en el diario 'Ara' ha asegurado que durante su mandato pretende "recuperar la importancia política que tiene el Parlament y que se convierta en una sede de la soberanía popular sin ingerencias de otros poderes".

En ese sentido, ha planteado una reforma "de diversos aspectos" del actual reglamento de la Cámara que, entre otras medidas, permita dificultar la suspensión de diputados procesados por el 1-O. Sobre la mesa de diálogo entre Govern y Ejecutivo central, ha asegurado que Junts y ERC mantienen conversaciones para tejer una estrategia conjunta que planifique el calendario y las órdenes del día de las eventuales reuniones.

Para Borràs, esta estrategia conjunta también debe incluir "las garantías de que la mesa de diálogo no es solamente una coartada para que el Estado español pueda decir que tiene una vía abierta por la que en realidad no transita". Preguntada por si avanzaría hacia la declaración unilateral de independencia si las eventuales reuniones entre ambos Ejecutivos no proliferan, ha abogado por, llegado ese momento, "seguir avanzando y encontrar otras vías" para alcanzar la independencia.