La mujer brutalmente agredida en las protestas en Tarragona por la sentencia del procés tras sacar una bandera de España ha asegurado en declaraciones a laSexta que es "militante de Vox", aunque ha puntualizado que "en ese momento ni era militante de Vox ni era militante de nada": "Estaba sola en la parada de autobús, en ese momento, como cualquier otra persona, saqué una bandera".

De hecho, el partido liderado por Abascal mostró su apoyo a la mujer, a quién reconoció como militante: "Toda nuestra fuerza, cariño y aliento para ella y para todos los que sufren la represión totalitaria en Cataluña ¡No podrán nunca con la España viva!".

 

María Grima ha explicado que, tras el suceso, tiene "dolor físico" y "también anímico": "Hay muchas personas que te apoyan y otras muchas que se alegran de lo que ha pasado. Yo a este chico no le deseo ningún mal, sino que la justicia actúe como tiene que actuar".

La víctima señala que ha "oído aberraciones de darle o no darle" al agresor, algo que ha censurado: "No le deseo daño a nadie, soy una persona que no soy agresiva ni muchísimo menos".

Grima también ha relatado cómo vivió el momento de la agresión en la que acabó tirada en el suelo: "Fue a por mí, yo no vi ni por donde vino, me giré para quitarle el pañuelo y entonces fue cuando me propinó el puñetazo y me caí al suelo".

"En ese momento estaba como mareada, fue un porrazo, yo creo que perdí el conocimiento. Al rato me tuve que ir a urgencias y me dieron calmantes porque estaba muy nerviosa. Tuve un dolor de espalda enorme y salí de urgencias a las dos de la mañana", revela.

Además, ha querido denunciar que no poder manifestarse mientras "ellos sí pueden": "A mí más que el puñetazo me duele el que no puedas manifestarte y hacer lo que sientas".

El violento episodio tuvo lugar en Tarragona cuando grupos independentistas se manifestaban en contra de la sentencia condenatoria del juicio del procés. En ese momento María Grima mostró una bandera de España gritando "estáis pisando suelo español".

Tras eso, un joven le arrebató la bandera y, cuando ésta fue a recuperarla, recibió un brutal golpe en la cabeza que la dejó tendida en el suelo. Este es el vídeo del momento: