Patxi López asegura que no es un traidor: "Yo he sido leal al secretario general y ahora soy leal a un proyecto en el que creo". Estuvo con Pedro Sánchez casi hasta el final, pero el vasco ahora quiere ser quien lidere el PSOE, aunque hace poco creía que se le había pasado el arroz: "Ya decidí que mi tiempo de liderar o de competir para liderar había pasado".

Ya como futuro candidato a las primarias insiste en que llegará hasta el final y que no habrá apaños antes de votar. En la gestora no tienen dudas de que habrá competición.

La candidatura Patxi López de momento es la única y no ha sentado bien en el entorno de Pedro Sánchez, que además se empieza a quedar solo y hay quien evita respaldarlo como Ximo Puig.

Entre sus fieles, como Francina Armengol aparecen "dudas" de que sea la persona adecuada para dirigir el PSOE. Otros como Emiliano García-Page no dudan y tienen claro que "ese escenario no es conveniente para el PSOE".

Mientras Susana Díaz sigue sin desvelar si dará el paso y Armengol le avisa de que no tendría tiempo para todo. En cambio otros, como José Luis Rodríguez Zapatero le han dicho todo lo contrario. Este fin de semana, Susana Díaz hará una gira de actos por Castilla y León, la tierra de Zapatero.