"Es mejor venir de una familia humilde como la mía, pero que me ha enseñado y me ha dado una buena educación, a tener un apellido bien pero que no le hayan enseñado educación ni respeto".

Así de tajante ha contestado Irene Montero a Cayetana Álvarez de Toledo después de que la portavoz del PP dijese de ella que "no hay mujer más humillada en la política española".

Un ataque contra la ministra de Igualdad que la popular lanzó en respuesta a las palabras de Pablo Iglesias sobre las excusas técnicas a la Ley de Libertad Sexual, indicando que tras estas "hay mucho machista frustrado".

"Si yo fuera ministra de Igualdad y mi marido saliera cual macho alfa a defender a su hembra de las críticas de un colega del ministerio, lo mandaría a dormir al sofá. No me puedo imaginar mayor humillación y mayor machismo", dijo al respecto Álvarez de Toledo.

Ni Álvarez de Toledo ni Díaz Ayuso irán a la manifestación del 8M

A tan solo unos días del 8M, este día ha sido utilizado como arma arrojadiza política en la Asamblea de Madrid, donde Vox ha impedido que haya una declaración institucional por el Día Internacional de la Mujer, que en su lugar ha sido leída de forma improvisada en los pasillos con la presencia de todos los grupos, salvo la formación de extrema derecha y el PP.

La líder de Vox en la Asamblea, Rocío Monasterio, ha aplaudido la decisión de Isabel Díaz Ayuso de no acudir a las movilizaciones este domingo. "La presencia de sus dirigentes en la manifestación del 8 de marzo es una vez más claudicar. Celebro que usted se haya desmarcado", ha elogiado la dirigente de extrema derecha.

"A mí nadie me dice ni cómo me tengo que manifestar ni cómo tengo que defender mi sexo y no siendo ni 'la mujer de' ni poniéndome detrás de una pancarta morada una vez al año", ha cargado la presidenta madrileña. Al igual que ella, tampoco Álvarez de Toledo acudirá a la manifestación, como ya avanzó en el Congreso.

Mientras, continúa la polémica por las objeciones a la ley de Libertad Sexual. En esta ocasión, la delegada del Gobierno contra la violencia machista, Victoria Rosell, ha puesto el foco en el machismo que hay al intentar imponer el relato de que "el ministerio tal o cualquier otro tiene razón ante Igualdad, que son unas niñas, unas locas que andan haciendo leyes". El machismo, asegura, es un problema de transmisión social.