Sanidad advierte que, pese a la tendencia positiva que deja la evolución de la pandemia en estos últimos días, en España "no estamos en un lugar seguro" frente al virus. La incidencia acumulada de casos de coronavirus lleva varios días descendiendo en el país, pero todavía se registra una alta tasa de contagios y muertes provocadas por el COVID-19 a diario. Esta misma semana se notificaban 766 fallecidos en un solo día, una cifra que no se veía desde la primera ola.

Teniendo en cuenta que algunas comunidades, como Castilla-La Mancha o la Comunidad Valenciana, han comenzado a relajar restricciones que tienen que ver sobre todo con la vida social y la hostelería, Fernando Simón, director del CCAES, ha advertido: "Las desescaladas mal hechas llevan a nuevas olas antes de tiempo".

De esta manera, el también portavoz de Sanidad ha querido lanzar un mensaje de prevención asegurando que "esto no se ha acabado", y que "estamos todavía en medio y tenemos que tener mucho cuidado con lo que hacemos".

Sí ha reconocido Simón que algunas medidas de control "muy drásticas" que han puesto algunas regiones podrían ir modificándose, pero ello, considera, debe ir aparejado de garantizar que el resto de restricciones se cumplen "mejor".

No estamos ni en niveles de vacunación altos, ni niveles de transmisión bajos"

Fernando Simón, director del CCAES

Por otro lado, aunque el portavoz de Sanidad ha considerado que "no se pueden relajar todas, ni todas a la vez", porque "no estamos ni en niveles de vacunación altos ni niveles de transmisión bajos", ha descartado la necesidad de un confinamiento duro. "Si ahora nos quedamos en casa dos meses bajaríamos a 20 casos de incidencia acumulada, pero ahora mismo no es necesario porque la evolución es buena". "Ahora un confinamiento duro no tiene sentido, quizá hace una dos semanas sí", ha añadido.

La OMS, contra la reapertura de la hostelería en España

Fernando Simón se une así a la advertencia que ha llegado desde la OMS, que ha mencionado expresamente el caso de España para pedir especial atención a la hora de relajar las medidas.

Concretamente, la responsable de Emergencias de la organización, Catherine Smallwood, ha explicado que aunque haya reducciones relativas de los contagios, "no significa que las tasas de transmisión sean bajas". "En España vemos una caída relativa muy significativa, pero las tasas de transmisión se mantienen muy altas", ha dicho en rueda de prensa.

Así, los riesgos de levantar restricciones antes de tiempo, explica la experta, quedaron "claros" después de las vacaciones de verano, que se tradujeron en un resurgimiento elevado de los casos en otoño.