El mensaje de Fernando Simón tras un fin de semana en el que decenas de ciudadanos se han echado a las calles con botellones y fiestas sin mascarilla ni distancia de seguridad para celebrar el fin del estado de alarma ha sido tajante: "Sigue habiendo mucho coronavirus en España".

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, que hace las veces de portavoz de Sanidad, se ha mostrado muy crítico con estas actitudes irresponsables y ha avanzado que, si hace un par de días se atrevía a decir que la tendencia seguiría descendiendo y que podíamos evitar una cuarta ola, ahora duda: "Ni yo ni nadie en España sabe qué va a pasar, cuántas personas van a volver a ingresar en las UCI". "Nadie se atreve a decir lo que va a pasar y es difícil asegurar que la tendencia continuará bajando", ha afirmado.

La contundencia de sus palabras dejaba ver cierto enfado en el experto, pero él mismo se ha declarado "muy decepcionado", también porque considera que no ha sido quizás "capaz de transmitir el mensaje". "El mensaje no se ha transmitido como se debía, no he sabido transmitir a la población, a los medios, ni a los políticos". Y a medios y a políticos "que hayan podido tener responsabilidad", también les pide "una reflexión".

El fin del estado de alarma no era el fin del COVID-19, ni de los riesgos"

Fernando Simón, director del CCAES

Las imágenes que han dejado este fin de semana no le han hecho "ninguna gracia", y así ha querido recordar que "el final del decreto no era el fin del COVID-19, ni de los riesgos". En este sentido, pone cierta responsabilidad sobre los medios de comunicación, pues cree que parte de la información que se dio en las noches del sábado al domingo "se ha utilizado con fines que no tenían nada que ver con el COVID". "Me da pena que se utilice en mi país como se ha utilizado", ha apostillado Simón.

Ahora, a todos ellos que se han relajado en este fin de semana les ha pedido "valor y responsabilidad" para llevar cierto control en los próximos días y seguir cumpliendo con las medidas que ayudan a frenar al coronavirus. "Esperemos que la gente sea muy prudente y entiendan que si tuvieron un periodo de relajo, un periodo de poder hacer lo que les dio la gana ahora sean conscientes de que tienen que pasar otro periodo de controlar mucho con quién se juntan".

Y con todo, Fernando Simón espera que el impacto sea "puntual y no muy grande", de tan solo esas dos noches en las que hubo un mayor relajo y que la situación no se vuelva a producir.