laSexta ha accedido a nuevas grabaciones que prueban el drama que vivió Alejina, una anciana que falleció por coronavirus el pasado mes de abril, y el funcionamiento del protocolo por el que la Comunidad de Madrid impidió el traslados a hospitales desde los centros de personas mayores.

En la conversación se puede escuchar a Ramona, hija de la víctima, hablando con el director de la residencia de ancianos sobre el traslado de su madre al Hospital de Parla después de que un médico le comunicara que estaba preparada para ser derivada al complejo hospitalario. En el audio, el director del centro niega esa posibilidad.

"¿A qué esperamos después de casi un mes que lleva mi madre que se asfixia? ¿Me lo pueden decir? Ya han derivado a personas de la residencia. ¿Mi madre se tiene que estar muriendo?", pregunta Ramona desesperada a Juan Carlos, dirigente del recinto en el que se encontraba residiendo Alejina, a lo que este responde: "No nos dejan derivar. Los hospitales están saturados, y no vamos a pensar en esto porque todos querrían que les deriváramos, y no es posible".

A lo largo de los casi diez minutos de conversación que mantienen ambos, el director de la residencia insiste en que no le dejan derivar a los ancianos a los hospitales de Madrid: "Habla con el Hospital de Parla y le preguntas por qué no puedes derivar a la residencia de un hospital de aquí. Si me llaman y me dicen 'mándamela', yo encantado".

Le he dicho al hospital 40 millones de veces que somos un centro asistencial, no un centro hospitalario"

El director de la residencia

En dicha grabación, Juan Carlos reconoce que sí se han derivado a otros ancianos afectados por el virus porque "estaban más graves" y buscó plazas para ellos "en otros sitios", y añade: "Estoy buscando plaza para tu madre, y si la obtengo la voy a derivar la primera. Yo ya tengo el informe preparado y quiero hacerlo. Le he dicho al hospital 40 millones de veces que somos un centro asistencial, no un centro hospitalario".

Ramona vuelve a preguntar por qué no han derivado a su madre ante la falta de información que se ha dado sobre esta situación: "No entiendo que yo hable con el médico y me diga que mi madre sí está para derivar, y ahora me digas que se han derivado a otras personas y que a ella no. El director de la residencia afirma que aunque el médico le haya comunicado eso, no le puede decir que la van a derivar porque no hay camas donde mandarla", y precisa que su conciencia "no va a decaer" porque está haciendo "todo lo humanamente posible para atenderla".