José María Aznar y Mariano Rajoy niegan haber recibido sobresueldos. Ambos expresidentes del Gobierno, señalados por Luis Bárcenas como conocedores de la contabilidad paralela del PP, han declarado este miércoles en el juicio por la caja B del partido, cuya existencia han asegurado desconocer.

De hecho, durante su comparecencia telemática ante la Audiencia Nacional, Rajoy ha negado de plano que hubiera caja B y ha rechazado las acusaciones del extesorero popular, quien, en su confesión a la Fiscalía, aseguró que el expresidente había destruido documentación que demostraba su existencia, sin saber que él guardaba otra copia.

Un extremo que Rajoy ha tachado de "absolutamente falso", insistiendo en que no había contabilidad paralela, a pesar de que el propio Tribunal Supremo consideró acreditada su existencia en su sentencia sobre la trama Gürtel.

"No hay ninguna caja B del PP, habrá unos papeles de Bárcenas", ha sentenciado el expresidente popular, que ha asegurado que él vio por primera vez las anotaciones del extesorero en los medios de comunicación: "Es metafísicamente imposible que yo haya podido destruir esos papeles", ha agregado.

No hay ninguna caja B del PP, habrá unos papeles de Bárcenas"

Rajoy niega la contabilidad paralela del PP

"No ha habido caja B del PP y, por supuesto, yo no he triturado lo que nunca tuve en mis manos", ha insistido Rajoy, que ha arremetido contra el que fuera tesorero de su partido. "El señor Bárcenas ni siquiera es capaz de estar de acuerdo consigo mismo y un día nos dice una cosa y al día siguiente nos dice la contraria", ha sentenciado.

Rajoy también ha negado haber recibido sobres con dinero irregular y el supuesto intento de que Bárcenas modificara sus 'papeles' a cambio de buscar el mejor trato penitenciario par su esposa, Rosalía Iglesias, una acusación que ha tachado de "demencial". "Los papeles quien los ha cambiado y varias veces es el señor Bárcenas", ha reprochado. Preguntado sobre las supuestas entregas de dinero que relató Bárcenas, Rajoy ha tachado estas afirmaciones de "delirio". "Empieza a ser una vergüenza todo lo que estamos viviendo", ha lamentado.

Alguno soy consciente de que fue poco afortunado, pero en la vida no siempre acertamos"

Rajoy, sobre los SMS de ánimo a Bárcenas

A preguntas de por qué Bárcenas siguió cobrando del partido y se le mantuvo un coche y un despacho, Rajoy ha relatado que en 2010 mantuvo una reunión "humana" con el extesorero tras abandonar este el Senado, en la que este le pidió que se le dejara un despacho "porque tenía libros, documentos, papeles" y si "transitoriamente podía utilizar un vehículo", a lo que el partido accedió. En cuanto al dinero qué cobró Bárcenas, el exlíder popular ha reiterado que correspondía a una indemnización.

Acerca de los controvertidos SMS que el expresidente y Bárcenas intercambiaron hasta el 2013 -donde aparecía el ya famoso mensaje de ánimo "sé fuerte"-, Rajoy ha señalado que el exsenador "buscaba una cierta comprensión" y que le pareció "que debía hacerlo". "Alguno soy consciente de que fue poco afortunado, pero en la vida no siempre acertamos", ha reconocido.

Aznar niega sobresueldos y dice desconocer la caja B

Por su parte, también José María Aznar ha negado haber percibido pagos irregulares. "Jamás he recibido ningún sobresueldo", ha asegurado el expresidente, que ha comparecido telemáticamente desde su propio domicilio, con mascarilla a pesar de encontrarse solo.

"No he recibido nunca ningún complemento de sueldo. Todas las cantidades que he recibido las recibía vía transferencias y además todas han sido declaradas absolutamente en mis declaraciones de impuestos y en mis declaraciones de IRPF", ha aseverado Aznar, que asimismo ha dicho desconocer la existencia de la caja B.

"Yo no he conocido ninguna contabilidad B en el Partido Popular. No he conocido ninguna contabilidad paralela. No he conocido más contabilidad que la contabilidad oficial del PP que se remitía puntualmente al Tribunal de Cuentas", ha afirmado.

No he conocido ninguna contabilidad B en el Partido Popular"

Aznar, ante la Audiencia Nacional

Aznar, que estuvo al frente del Ejecutivo entre 1996 y 2004, ha negado en todo momento haber recibido "ningún sobresueldo siendo presidente del Gobierno". "No sé lo que han hecho los demás ni me importa, ni sé lo que hicieron mis sucesores, ni me interesa. Sé lo que hice yo, con todas sus consecuencias", ha agregado.

Preguntado acerca de las siglas 'J.M.' que aparecen en los papeles de Bárcenas, Aznar ha rechazado que hagan alusión a sus propias iniciales y ha insistido en que no recibió "ninguna cantidad". "Lo que pone en esos papeles no es cuestión que a mí me incumba", ha aseverado.

Durante su testimonio, Aznar se ha reafirmado en lo que dijo durante su comparecencia ante el Congreso y ha negado haber autorizado las compensaciones económicas a una víctima del terrorismo ni al exconsejero navarro Calixto Ayesa, que el exdiputado Jaime Ignacio del Burgo reconoció el martes ante el tribunal.

No obstante, ha insistido en preguntar a los abogados de las acusaciones populares por sus clientes, protagonizando un pequeño encontronazo con el letrado José Mariano Benítez de Lugo, al que ha recordado como abogado del PSOE, a lo que este le ha instado a no hacerle "la ficha". Episodios similares se han sucedido con los abogados Virgilio Latorre y Gonzalo Boye: al primero, Aznar le ha preguntado por sus clientes socialistas, y del segundo ha recordado que representa a Carles Puigdemont, momento en el que el juez le ha reprendido.