La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha ido un paso más allá hoy en sus críticas a la líder de la oposición Mónica García. En un bronco debate en la Asamblea madrileña, Ayuso ha entrado a valorar los estilismo de la líder de Más Madrid. Cada vez más alejada del debate político y con un discurso centrado en lo personal, la presidenta del PP madrileño ha atacado con dureza a García.

"Un día se presenta en Ana Rosa con un look pepero, con tirabuzones, a decir que abriría todavía más la hostelería y al día siguiente va a perrear a la Cadena Ser diciendo que es la más moderna y que está en contra de mis políticas sanitarias y económicas. ¡La hipocresía de la izquierda caviar!", le ha espetado Ayuso.

Antes estas palabras, Mónica García no ha ocultado su cara de asombro. Antes, la portavoz de Más Madrid le había echado en cara a Ayuso "las guerras púnicas" de su partido, asegurando que le restaban tiempo para ocuparse de los problemas de los madrileños. "Que ustedes les abandonen no significa que estén solos. Hay una alternativa, Más Madrid. Le pedimos que no nos dejen una comunidad llena de corruptos, niñatos y chiquilicuatres", señalaba García reivindicándose como la única alternativa capaz de plantar cara a Ayuso.

Poco después, a través de su perfil oficial en Twitter, Mónica García ha mostrado su disgusto con la dialéctica de Ayuso: "Ha superado todos los límites. No vamos a consentir que se metan en cómo nos peinamos o cómo nos vestimos".

 

Ayuso: "La homofobia está en la cabeza de la izquierda"

La presidenta de la Comunidad de Madrid también ha tenido otro momento destacado. Ha sido en respuesta a una pregunta del PP, Alfonso Serrano, sobre si esta región es homófoba. "En realidad, la homofobia está en la cabeza de la izquierda, porque la Comunidad es segura, abierta y respetuosa", ha sentenciado Ayuso. Tras lo cual, ha defendido que aquí se ha celebrado "una de las fiestas más importantes en la que se ha reivindicado la libertad de las personas homosexuales y transexuales, después de 20 años de libertad con el PP", en referencia al Orgullo.

Y ha aprovechado para culpar a la izquierda del "deterioro" de esta festividad por "culpa de algunas asociaciones politizadas que han decidido que algunas personas no son bienvenidas" y es más "regresiva que en sus comienzos". "Muchas personas no quieren ir al Orgullo porque la izquierda lo ha politizado".

Además, ha esgrimido que muchas personas transexuales han venido a ser operadas en la Comunidad de Madrid "con el mayor de los respetos y con la mayor discreción".