Martin Luther King nació un 15 de enero de 1929 en Atlanta (EEUU) y, tras su violenta muerte el 4 de abril de 1968, tanto demócratas como republicanos se unieron para promover que el tercer lunes de cada enero (que suele coincidir aproximadamente con la fecha de su cumpleaños) se celebrara un día en su honor.

Este día se celebra oficialmente en todos los estados del país americano desde 1989, cuando fue establecido por el presidente George H. W. Bush como fecha para que el legado de King perdurara en el país.

Repasamos algunas de las mejores frases de este pastor estadounidense que centró su lucha en la consecución de los derechos civiles de los afroamericanos en Estados Unidos y el resto del mundo:

- "La injusticia en cualquier lugar es una amenaza para la justicia en todas partes".

- "La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad: sólo la luz puede hacerlo. El odio no puede expulsar al odio: solo el amor puede hacer eso".

- "He decidido vivir con amor. El odio es una carga demasiado pesada como para soportarla".

- "La fe es dar el primer paso, incluso cuando no puedes ver toda la escalera".

Martin Luther King, Jr., 1965 | © The Dennis Hopper Trust. Courtesy of The Dennis Hopper Trust

- "La pregunta más persistente y urgente sobre la vida es, '¿qué estamos haciendo por los demás?'".

- "Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda".

- "Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos".

- "Nada que un hombre haga lo envilece más que el permitirse caer tan bajo como para odiar a alguien".

- "Si supiera que el mundo se acaba mañana, incluso hoy yo plantaría un árbol".

- "Nadie realmente sabe por qué está vivo hasta que descubre por lo que moriría".