Toque de atención de la ministra de Trabajo a los bancos tras una semana dura en cuanto a empleo se refiere. Los recientes anuncios de despidos en Caixabank y BBVA, que alcanzarían cerca de 8.000 en el primero y casi 4.000 en el segundo han provocado múltiples reacciones desde Gobierno y sindicatos, aunque todas en la misma línea. Yolanda Díaz ha insistido hoy en una entrevista en la Cadena Ser en que "es preocupante". Una situación que señala que ella ya dijo en septiembre, ante la fusión de Caixabank, que "era previsible". Sin embargo Díaz advierte de que "las entidades financieras se juegan su reputación. No se han acogido a los ERTE. No es comprensible que en una crisis de estas características se tomen estas decisiones". "No es asumible por la sociedad", añade.

Así, en la misma línea que ayer se pronunciaba la ministra Nadia Calviño, Díaz cree que "abrir el debate sobre el tope salarial (referido a los banqueros) es de sumo interés". "Muchas veces hablamos de salarios mínimos pero poco de grandes salarios", advierte. Y es que desde el Gobierno, el mensaje de varios de sus ministros a la banca es de prudencia, de evitar despidos y de remar todos en una misma dirección en un momento en el que la pandemia de coronavirus está afectando a todos.

La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, se mostraba preocupada sobre los sueldos y bonus de los altos ejecutivos de banca, en un momento en el que el sector está abordando fuertes ajustes de plantilla del sector. Y apuntaba que el Banco de España tiene un papel que jugar en primer lugar para encauzar el proceso de la manera más positiva para la economía en general. "Creo que los salarios y bonus de los ejecutivos bancarios deben estar alineados con la evolución del sector y la economía en su conjunto", decía una contundente Calviño.

En esta línea, la ministra de Trabajo destaca que una de las reformas que han presentado en Bruselas es la de los ERTE, para que se "acuda a una flexibilidad interna y no externa", es decir, para evitar los despidos.

"Las grandes entidades financieras no se han acogido a expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y por tanto no han recibido dinero público, pero no es comprensible que en una crisis de estas características se esté acudiendo a este mecanismo (ERE), que tiene otros riesgos que afectan a los consumidores, como la desaparición de oficinas bancarias", ha apuntado.

Un reforma laboral "integral"

La ministra de Trabajo señala que la Comisión Europea ha acogido favorablemente las reformas del mercado de trabajo recogidas en el plan de recuperación español, que el Gobierno enviará formalmente a Bruselas la semana que viene. Díaz se reunió en la capital belga con el vicepresidente del Ejecutivo comunitario Valdis Dombrovskis para abordar, entre otros temas, los elementos relativos al mercado laboral del plan de recuperación, un encuentro que la titular de Trabajo consideró "muy fructífero" y "muy positivo". Una reforma laboral que según Díaz "está ya pactada con las autoridades comunitarias" y que será integral.

Hoy la vicepresidenta ha insistido en que está muy tranquila tras la reunión en Bruselas y que le ha transmitido a los agentes sociales que los trabajos van por el buen camino. "Estamos haciendo las cosas bien", señala. "No se trata de volver al 2017. Vamos a hacer algo más ambicioso", explica.