La última reunión entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos en Palma para negociar la prórroga de los ERTE ha concluido sin acuerdo. No obstante, según aseguran a laSexta fuentes de la negociación, en el encuentro ha habido "buena sintonía".

La próxima reunión, el lunes

Estas buenas sensaciones sientan las bases para intentar cerrar un acuerdo, tal y como pretenden todos los agentes sociales. Será el próximo lunes 7 de septiembre cuando la negociación continuará.

Antonio Garamendi, presidente de la Patronal, defiende que en la negociación se hable de las bonificaciones a las empresas para respaldar a aquellas que no puedan abrir sus puertas. Pide que haya exoneraciones que vayan "a empresas que realmente no tengan a la gente trabajando" y argumenta que "un empresario puede tener un problema grave si tiene que pagar la Seguridad Social y no tiene actividad".

Además, apoya que la protección de los trabajadores que encuentran en ERTE se mantenga en el 70% y no disminuya al 50% pasados los 180 días.

Garamendi pide que los ERTE se extiendan hasta Semana Santa

Garamendi pide también que los ERTE se extiendan, al menos, hasta la próxima Semana Santa. "Va a ser muy difícil volver a la actividad que a todos nos gustaría", sostiene.

Sobre la posibilidad de que los padres estén baja para cuidar de sus hijos en cuarentena aunque den negativo, Garamendi pide al Gobierno una sola postura y no enterarse por los medios. "El Gobierno es uno, no 12".

Al respecto, José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, asume que habrá un cambio normativo para cubrir todos los supuestos en caso de que se mande a los niños a casa.

Díaz califica el diálogo de "maduro"

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, insiste en que "hay un interés común" basado en "salvar el empleo y salvar a las empresas". En este sentido, califica el diálogo de "sostenido y maduro" y apunta que "es un mandato constitucional" que refleja "el pluralismo social".

Los sindicatos insisten en la necesidad de proteger al trabajador

Desde Comisiones Obreras, Unai Sordo, en declaraciones a Al Rojo Vivo, destaca que lo esencial es "continuar protegiendo a los trabajadores" y que para ello "los ERTE se van a renovar". No obstante, añade que la clave es "ver en qué condiciones".

"Septiembre es un mes delicado porque quienes llevan seis meses en ERTE podrían ver disminuido su salario en un 50%, nos hemos opuesto y hay buena sintonía", indica.

Además, Sordo defiende la necesidad de "mantener el ERTE por rebrote" y la posibilidad de que los padres y madres de niños que deban permanecer en cuarentena estén de baja.