Los posiblemente tres mejores tenistas de la historia afrontan un momento clave en sus carreras. Con el fantasma de la retirada siempre presente, Rafa Nadal, Roger Federer y Novak Djokovic se preparan para disputar un torneo más.

El Torneo de Maestros les pondrá a prueba a todos los niveles. Antes, las tres leyendas han tenido tiempo para hablar sobre tenis y sobre la vida en general en la 'BBC'.

"Hemos estado en el circuito tantos años... posiblemente, veo a estos tíos más que a mis padres", comentaba Djokovic en esa conversación, en la que los tres se sinceran.

Roger Federer, por ejemplo, cuenta el "gran trabajo" que supone ir a los torneos acompañado de sus hijos: "Me gusta. Es la única manera en la que veo que puede funcionar para mí para seguir en el circuito. Los niños necesitan ser felices viajando, tenemos cuatro hijos y lleva mucho esfuerzo. Una noche, una de mis hijas no se encontraba bien y me pedía perdón. 'Perdona, no me encuentro bien'. Le dije que no se preocupara, que para eso están los padres".

 

Djokovic y el suizo quisieron dar sus particulares consejos a Rafa Nadal después de casarse. "Buena suerte, Rafa", le dijo el serbio, algo con lo que ironizó Nadal: "De hecho, la necesito". Federer opinó que Nadal "será un buen padre" cuando llegue la ocasión.

A la pregunta de cuánto tiempo seguirán jugando, Djokovic dejó una afirmación que veremos si se acaba cumpliendo. "O paramos todos o no para ninguno", opinó el serbio

Los tres gigantes del tenis también tuvieron tiempo para 'competir' en un original juego en el que Nadal fue el mejor. Veremos si acaba siendo premonitorio en el Torneo de Maestros.