El Clásico francés por excelencia fue de los partidos más controvertidos que se recuerdan en las últimas temporadas en el viejo continente. PSG y Olympique de Marsella se vieron las caras en un encuentro que acabó con victoria a domicilio de los marselleses y con una tangana que ha tenido múltiples réplicas tras el pitido final del árbitro.

Al término del encuentro, y con el 0-1 luciendo en el marcador, Leandro Paredes, centrocampista argentino del cuadro parisino, cometió una fuerte entrada que derivó en una trifulca entre jugadores de ambos equipos.

Golpes, patadas, empujones... y hasta cinco jugadores expulsados. Neymar, Benedetto, Amavi, Kurzawa y Paredes vieron la cartulina roja tras la acción.

Los protagonistas principales del entuerto fueron Neymar y Álvaro González. Después de que Ángel Di María escupiese al defensor español, el ex de Villarreal y Espanyol reclamó en VAR para su expulsión, y comenzó a intercambiar diversas palabras con el extremo brasileño.

La conversación fue adquiriendo temperatura y tras la entrada de Paredes, se desató la colera. Neymar, primero, le dio una colleja al central del Olympique, y luego tuvieron que separarle cuando el enfrentamiento parecía que podía acabar en palabras mayores.

Sin embargo, con la expulsión y el término del partido no llegó la historia a su fin. Por medio de redes sociales, Neymar cargó duramente contra Álvaro González, tachando de "racista" al futbolista por, según el carioca, haberle llamado "macaco".

 

"Lo único que me arrepiento es de no haberle dado en la cara a ese bobo", reza el tuit publicado por Neymar, quien posteriormente publicó otro haciendo referencia al uso del VAR en estos casos: "Para el VAR es 'fácil' pillarme con su 'agresión'. Ahora lo que quiero ver es la imagen del racista llamándome 'mono hijo de puta', ¡eso es lo que quiero ver! Colleja y me castigáis... Puñetazo y me expulsáis ¿y ellos? ¿y ahí?".

 

Como respuesta, Álvaro González colgó una fotografía antes de subir al avión con diversos compañeros de color, asegurando que su carrera está "limpia", e instando al brasileño a "aprender a perder en el campo".

"No existe lugar para el racismo. Carrera limpia y con muchos compañeros y amigos en el día a día. A veces hay que aprender a perder y asumirlo en el campo. Increíbles 3 puntos hoy. Allez l’OM. Gracias familia", escribió el defensor español en Twitter, dejando (parece) por cerrada la contienda.

 

Al final, victoria por la mínima de los de André Villas-Boas en el Parque de los Príncipes que deja al campeón francés en puestos de descenso tras acumular dos derrotas en las dos jornadas disputadas hasta la fecha.