Joshua Kimmich, centrocampista del Bayern Munich y de la selección alemana de fútbol, ha declarado públicamente que no se ha vacunado contra el coronavirus "por los posibles efectos a largo plazo".

Y el Gobierno alemán ha entrado de lleno en el caso para pedir al jugador que sí lo haga para dar ejemplo en su país. Así lo ha afirmado el ministro del Interior, Horst Seehofer.

"¡Piénsalo de nuevo y vacúnate! Eres una personalidad y un modelo a seguir. Si te vacunas, otras personas dirán 'yo también lo haré'", ha dicho en 'Bild'.

No hay ningún tipo de obligatoriedad con respecto a la vacuna en el deporte alemá, a diferencia de otros lugares como Estados Unidos, donde Kyrie Irving ha sido apartado de los Brooklyn Nets por rechazar la vacunación.

El 66% de los ciudadanos alemanes cuentan con la pauta completa. Este porcentaje con respecto a los jugadores aumenta hasta un 90%.