El mundo del fútbol quedó paralizado este sábado tras ver cómo Christian Eriksen caía desplomado durante el Dinamarca - Finlandia. El jugador del Inter de Milán perdió el conocimiento y tuvo que ser reanimado sobre el terreno de juego mientras sus compañeros le rodeaban para preservar su privacidad.

Este domingo, Kasper Hjulmand, seleccionador danés, hizo un llamamiento a la calma tras explicar que había hablado con Eriksen y que el centrocampista se encontraba mejor y en un tono positivo.

Pues bien, este lunes, el ex del Tottenham cubre la portada de 'La Gazzetta dello Sport' lanzando un mensaje tranquilizador por medio de su agente.

"Gracias a todos, no me rindo", dice Eriksen, que quiere conocer realmente qué le paso para ser consciente del alcance: "Estoy bien, quiero entender lo que me pasó".

A su vez, el danés ha tenido palabras de agradecimiento por todo el apoyo que ha recibido en las últimas horas: "Quiero dar las gracias a todo el mundo por lo que han hecho por mi. La familia del Inter ha estado muy cerca mía y me emocionó".