Con la temporada ya arrancada en Inglaterra, los equipos debían presentar sus listas de 25 jugadores para disputar la competición durante la presente campaña.

Una vez hecha públicas las inscripciones, se ha levantado mucha polémica en las islas por los casos de dos hombres: Petr Cech y Mesut Özil.

Lo paradójico es que, el primero, que se encuentra retirado desde junio de 2019 y que actualmente ocupa el cargo de entrenador de porteros del club, ha sido incluido en la lista por Frank Lampard como medida previsora en caso de que sus dos porteros, Kepa Arrizabalaga o Edouard Mendy, no pudiesen jugar, mientras que la tesitura del segundo es bien distinta ya que continúa en activo.

El Chelsea ha señalado que la inscripción de Cech se trata de una opción "como portero de emergencia debido a las condiciones sin precedentes causadas por la crisis de COVID-19, y ocupa un puesto de jugador sin contrato".

Sucedió un caso similar al del checo hace un par de semanas en la selección de Ucrania. Andriy Shevchenko, entrenador nacional, convocó a su entrenador de porteros, también exguardameta, para los compromisos internacionales del combinado en caso de que sus porteros no se encontrasen en condiciones óptimas dada la situación sanitaria existente.

En el caso de Özil, el alemán no cuenta en absoluto para Mikel Arteta. El exfutbolista del Real Madrid no juega con el Arsenal desde el pasado mes de marzo, no habiendo sido incluido por el técnico donostiarra en ninguna convocatoria de la presente campaña y quedándose también fuera de la lista 'gunner' para la Europa League.

Los caprichos del deporte han hecho que Cech, de 38 años, que se retiró para firmar por el Guildford Phoenix, equipo de hockey hielo de la cuarta división inglesa, tenga la oportunidad de volver a vestirse de corto, mientras que Özil, que le resta un año de contrato en el Emirates, solo podrá jugar con el equipo sub-23 del Arsenal.

Horas después de hacerse oficial la lista de Lampard, Özil ha publicado un comunicado en el que afirma sentirse "decepcionado" con la decisión de Arteta y que, a pesar de la situación, continuará luchando contra "la inhumanidad y por la justicia".

[[H3:Comunicado íntegro de Mesut Özil:]]

Este es un mensaje difícil de escribir a los fans del Arsenal ante los que he jugado en los últimos años. Estoy profundamente decepcionado por el hecho de que no me han inscrito para la temporada de la Premier League. Al firmar mi nuevo contrato en 2018, prometí mi lealtad al club que amo, el Arsenal, y me entristece que esto no haya sido correspondido.

Como acabo de descubrir, la lealtad es difícil de conseguir hoy en día. Siempre he intentado ser positivo de una semana a otra, de que tal vez haya una posibilidad de volver a formar parte del equipo pronto. Por eso he guardado silencio hasta ahora. Antes del parón del coronavirus, estaba muy contento con el desarrollo del equipo bajo nuestro nuevo entrenador Mikel Arteta; hemos estado en un camino positivo y diría que mis actuaciones han estado en un nivel realmente bueno.

Pero luego las cosas cambiaron, de nuevo, y ya no se me permitió jugar al fútbol en el Arsenal. ¿Qué más puedo decir? En Londres todavía me siento como estar en casa, todavía tengo muchos buenos amigos en este equipo y todavía siento una fuerte conexión con los aficionados de este club. Pase lo que pase, seguiré luchando por mi oportunidad y no dejaré que mi octava temporada en el Arsenal termine así. Puedo prometerle que esta difícil decisión no cambiará nada en mi forma de pensar: continuaré entrenando de la mejor manera que pueda y siempre que sea posible usaré mi voz contra la inhumanidad y por la justicia.