Parece que al 'mago de Öz', poco a poco, se le va apagando la luz de su varita. La carrera de Mesut Özil ha emulado el recorrido de una montaña rusa, con altibajos constantes, momentos de forma excelentes y frecuentes ausencias por lesiones o decisiones técnicas.

Tras completar un sobresaliente Mundial con Alemania en Sudáfrica, que le valió para fichar por el Real Madrid, la carrera del mediapunta comenzó a mejorar exponencialmente.

De la mano de José Mourinho, y con Cristiano Ronaldo, Benzema, Higuaín, Di María y cía, Özil mostró al mundo su mejor nivel. Después de casi 160 partidos en la 'Casa Blanca', en los que anotó 27 goles y repartió más de 70 asistencias, el alemán de origen turco decidió abandonar el barco el último día de mercado para recalar en el Arsenal con la etiqueta de estrella.

En su primera temporada con el cuadro 'gunner', Mesut continuó demostrando la enorme calidad que atesora en su bota izquierda, regalando asistencias por doquier y deleitando a la parroquia del Emirates con sus excelsos controles y regates.

Sin embargo, a pesar del buen nivel y la capacidad de adaptación que demostró en su primera temporada en la Premier League, la cuesta abajo de la carrera de Özil comenzó a pronunciarse con el paso de las temporadas y sus cada vez más frecuentes ausencias por lesión y/o decisión técnica.

Ahora, soplando las velas de su octava temporada en Londres, el mediapunta se encuentra en el ocaso más absoluto. No disputa un partido oficial desde el 7 de marzo en la victoria del Arsenal (1-0) contra West Ham.

A su vez, no ha sido incluido por Mikel Arteta en ninguna lista de la presente campaña y, por si fuera poco, todo apunta a que el técnico donostiarra le dejará fuera de la lista del Arsenal para disputar la EUFA Europa League, tal y como cuenta el periodista británico James Benge.

"Estamos seleccionando los jugadores que creemos que son mejores para cada partido. Puedes ver que seguimos entrenando, es lo que tratamos de hacer. Se puede ver que estamos cambiando jugadores, es muy difícil cada semana, no solo para Mesut, sino para algunos otros jugadores y para nosotros mismos, a la hora de hacer un equipo. Respeto las preguntas, pero tengo que intentar hacer mi trabajo de la manera más justa posible", explicó Arteta cuando le preguntaron por el ex del Werder Bremen y el Schalke 04.

La UEFA ya está exigiendo a los equipos que hagan entrega de la lista de los 25 futbolistas de los que podrán disponer los equipos para disputar competiciones europeas, y todo hace apuntar que Özil verá los partidos del Arsenal en el viejo continente por la tele.

Con un salario de 385.000 euros a la semana, Mesut es el jugador mejor pagado del equipo, lo que le ha hecho casi posible tener ofertas este verano para abandonar la disciplina 'gunner'. Al salvador del famoso Gunnersaurus le restan ocho meses de contrato con el conjunto londinense, y a sus casi 32 años, por desgracia, los amantes del buen fútbol estamos viendo cómo su magia se está apagando.