La temporada en la que el Granada CF sopla las 90 velas está siendo idílica para la parroquia nazarí. Por primera vez en su historia, el conjunto rojiblanco está jugando competición europea tras una 19/20 de ensueño en la que alcanzaron la séptima posición y estuvieron cerca de clasificarse a la final de la Copa del Rey.

El que sin duda fue el mejor año del cuadro andaluz vino precedido por un ascenso a Primera División después de residir dos temporadas en la categoría e plata del fútbol español.

La 'Eterna Lucha' granadinista tiene un adalid ineludible: Diego Martínez. 'El Chamán', como le llaman en la ciudad de la Alhambra, aterrizó en Los Cármenes en verano de 2018 y se encontró con un equipo muy mermado en el plano financiero tras el enorme desembolso que se produjo en la campaña anterior buscando una rápida vuelta a Primera.

Con un plantel más 'humilde', pero caracterizado por no darse por vencido ante las adversidades, el Granada logró clasificarse de manera directa a LaLiga, pero el sueño nazarí no había hecho más que comenzar.

Los andaluces volvieron a la categoría de oro conscientes de la dificultad que entraña para un recién ascendido, pero con la convicción de que, siguiendo los fundamentos que le habían llevado al éxito en Segunda, lograrían consumar su objetivo. Y de hecho lo superaron con creces.

Un gol de Yuri Berchiche en los compases finales de la vuelta de las semifinales de Copa del Rey alejó al Granada de la primera final de su historia, aunque la gloria estaba reservada para la jornada final del campeonato de Liga. La victoria del Levante frente al Getafe en la última jornada permitió el acceso del elenco andaluz a las rondas previas de la Europa League.

Tras vencer en las tres eliminatorias, los de Diego Martínez accedieron a la Fase de Grupos, encabezando su cuadro tras la disputa de las primeras tres jornadas.

Por todo lo expuesto con anterioridad, en Granada no ha sentado nada bien la ausencia de Diego en la lista de nominados al premio 'The Best' al mejor entrenador del año por la FIFA.

 

Marcelo Bielsa, Zinedine Zidane, Jürgen Klopp, Julen Lopetegui y Hans-Dieter Flick han sido los cinco seleccionados, hecho que ha molestado a la afición rojiblanca, que considera que su entrenador ha hecho méritos de sobra para figurar entre los elegidos.