Las últimas horas de mercado en la NBA están siendo muy movidas. Como muestra el último movimiento en el que estuvieron implicados Mavs y Kings: Dallas traspasó a Harrison Barnes en pleno partido, mientras el alero jugaba ante los Hornets.

 

El anuncio oficial se hizo en el propio partido, en el que se pudo ver a Harrison Barnes con expresión muy seria. Por ello, LeBron James publicó un mensaje en el que criticó la situación:

"Dejadme adivinar, ¿esto está bien porque ellos tenían que hacer lo que era mejor para la franquicia, verdad? Han traspasado a este hombre mientras estaba jugando y no tenía NI IDEA. No estoy criticando a quien le ha traspasado porque esto es un negocio y tienes que hacer lo que creas que sea mejor, ¡pero quiero cambiar la narrativa de que cuando un jugador quiere ser traspasado o se va una franquicia es egoísta y desagradecido pero cuando te traspasan, cortan, despiden, etc, etc es mejor para ellos! Me parecen bien ambas cosas, de verdad. ¡Simplemente llamen a las cosas por su nombre!".

Poco después, el agente de Barnes afirmó que el jugador quiso jugar pese a que sabía que iba a ser traspasado.