No es ninguna sorpresa ver a Russell Westbrook vistiendo de forma llamativa. El jugador que recientemente se ha incorporado a la plantilla de ensueño de Los Angeles Lakers siempre suele desfilar por estadios y demás sitios públicos mostrando 'outfits' que no dejan a nadie indiferente, y esta vez tampoco.

Su última puesta en escena ha sido capturada y puesta en redes sociales. Westbrook aparece con un chal en la parte de arriba, falda larga que cubre hasta casi llegar a las botas negras, con unos calcetines que sobresalen más allá de lo que alcanza el largo del calzado.

Hay tantos elogios como burlas y ofensas al gusto del jugador por este última vestimenta, pero la crítica más irrespetuosa, no solo hacia Russell, sino también al resto del colectivo LGBTIQ+, es la de Kwame Brown.

"Hay dos formas en las que puedes ir. Muerdes la manzana y usas esos malditos vestidos como Russell Westbrook o lo que sea que se llame, ni siquiera quiero decir su nombre más. Pero esta no es la primera vez que lleva un vestido, así que no sé por qué la gente está tan alarmada. Ha estado usando vestidos y una mierda extraña", dice el ex jugador de la NBA.

 

"Sólo lo lleva porque este negro puede saltar alto y jugar al baloncesto. Ningún negro con el que crecí y con el que me metí en líos lo haría. No se puede caminar por las calles con un vestido y unas malditas botas y mantener mi respeto y decir que es heterosexual", añade.

"Ahora, si eres gay, genial, no me importa una mierda. Pero cuando dices que eres un hombre heterosexual y eso es lo que haces, entonces vete a la mierda. Esa es mi opinión", concluye.

Rodeado de polémica

Brown estuvo en activo desde 2001, cuando fue elegido como primer pick del Draft, a 2013. Estaba llamado a ser una de las promesas del baloncesto norteamericano pero sus malas elecciones y carácter le hacían siempre estar en medio de la controversia.

En los Washigton Wizards rechazó un contrato de 30 millones de euros por 5 temporadas, lo cual era mucho para la época, para ir deambulando por otros siete equipos de la liga en los que fue muy irregular, hasta el punto de no llegar a jugar ni un minuto con alguno de esos equipos.

También tiene a sus espaldas tres arrestos por conducir ebrio, por conducta inapropiada e interferencia a la justicia y por posesión de marihuana; a lo que puede sumar este comentario homófobo a su interminable historial.