A sus 63 años, el escultor de Paradela (Lugo), aceptó la propuesta de su amigo Chema Ríos de realizar una escultura del artista de Liverpool antes de su actuación en el Coliseum de A Coruña el pasado 29 de junio.

Así fue como De la Vega, 'beatlemano' desde los trece años, se puso manos a la obra y esculpió en un tronco de castaño la figura de 1,95 metros de altura y 110 kilos.

El creador tardó casi dos meses en hacerla, entre bocetos y mano de obra, utilizando para ello una motosierra y un hacha. El escultor no asistió a la entrega de su obra al exbeatle, pero quienes sí estuvieron en el momento en el que este retiró la tela que cubría su figura fueron los promotores de la idea, Chema Ríos y sus cinco amigos admiradores de los Beatles.

Ringo se echó las manos a la cabeza y, admirado, exclamó: "Oh, muy bien!, nunca me habían regalado algo así'", explicó uno de los impulsores de la idea.

Mientras De la Vega se encargó de darle forma al tronco de castaño, su amigo fue quien se preocupó de hacerle llegar al representante de Ringo imágenes y vídeos de cómo se estaba creando la escultura.

"A Ringo le impresionaron las imágenes en las que Álvaro aparece dándole con el hacha en la cabeza", ha contado Chema Ríos, según reconoció el agente del cantante.

Una talla del artista Álvaro de la Vega viajará a casa de Ringo Star | EFE

Álvaro de la Vega trabajó al mismo tiempo un busto de John Lennon por encargo de la hermanastra del músico asesinado, Julia Baird, y actual embajadora de la Real Orden de Caballeros de María Pita.

Esta figura, que le fue entregada en la Fundación Barrié en una visita a la ciudad de A Coruña el mes pasado y que será trasladada a la ciudad inglesa de Liverpool, también fue esculpida en madera de castaño y tiene 75 centímetros de altura.

Ambas obras de arte del artista lucense se encuentran todavía en la ciudad herculina por motivos legales."Antes de enviarlas debemos certificar que no es una especia de madera protegida en los países de origen", ha explicado Ríos en alusión a los requerimientos legales que exigen las autoridades de ambos países.

En caso de que Ringo Starr no se pueda llevar la escultura, se la cederá a la ciudad de A Coruña, siempre y cuando esté en un lugar público para que pueda ser contemplada por el público.

Álvaro de la Vega, cuyo taller se encuentra en la villa coruñesa de Rianxo, comenzó a trabajar los retratos en madera policromada hace cuatro años con una técnica que él mismo ha calificado de muy difícil porque no permite recomponer ningún error.

Sus herramientas son la motosierra y los instrumentos de percusión,en referencia al hacha o a las gubias, ya que considera que tiene una cultura más cercana al leñador porque creció viendo cómo se partía leña en casa o cómo los carpinteros hacían utensilios de labranza.

Además, deben ser las técnicas primitivas las que acompañen a la madera natural. La primera exposición del artista gallego fue en 1974 en la sede de la Diputación de Lugo, a los diecinueve años.

Desde entonces ya ha expuesto su obra en varias ciudades españolas como A Coruña, Madrid y Barcelona, donde ha cursado la carrera de Bellas Artes con la especialidad en pintura, y también en otros países como Francia y Portugal.