La mejor actriz de 2019 es Olivia Colman. La intérprete protagoniza La Favorita, siendo una de las sorpresas de la noche.

Las nominadas al galardón de La Academia de Hollywood este año eran Yalitza Aparicio, por su papel en 'Roma'. La actriz ha pasado de ser insultada por ser indígena a protagonizar portadas de revistas. También estaban nominadas Glenn Close por 'La buena esposa'; Lady Gaga por 'Ha nacido una Estrella' y Melissa McCarthy por Can you ever forgive me?.

"¡Un Oscar! Tengo que dar las gracias a mucha gente. A Yorgos Lanthimos, mi director. A Emma y Rachel, las mujeres más maravillosas del mundo de las que enamorarse y trabajar. Ya podéis imaginar que no me ha costado nada", ha dicho nada más recoger su premio.

Durante su discurso, en el que se le han escapado varias lágrimas, ha tenido momentos de humor, emoción y de ánimo para las mujeres que vienen. Ha bromeado con su emoción y su marido: "Oh, mi marido se va a poner a llorar, pero yo no", ha comentado, despertando las risas de los asistentes, pues ella tenía lágrimas en los ojos.

La actriz ha recordado a sus hijos: "me están viendo en casa en pijama pero... si se han dormido, no pasa nada, está bien", ha bromeado. También ha tenido palabras para sus 'contrincantes': "No esperaba conoceros así", ha dicho. A Glenn Close le ha comentado que la admira mucho y ha mandado un saludo emocionado a Lady Gaga.

Para las niñas que sueñan con ser actrices, Colman les ha mandado un mensaje claro: "Yo he trabajado limpiando suelos, y jugaba a entregar premios", ha dicho. Al concluir su discurso, todo el teatro se ha puesto en pie para aplaudir a la actriz, que se ha llevado su primer Oscar.