Ana Obregón y Jordi Évole marcaron la gala de los Premios Yago, los galardones creados por el actor Santi Alverú para reconocer a los grandes olvidados en la gala de los Goya.

La actriz fue galardonada con el Yago de Honor como reconocimiento a su trayectoria profesional. Mientras que el presentador de laSexta recibió el premio de 'Los Irreductibles' por el documental de 'Eso que tú me das', en el que grabó una charla con Pau Donés días antes del fallecimiento del cantante.

Al recoger este premio, el presentador de laSexta confesó que se lo pasó "bien en su charla" con el cantante de Jarabe de Palo, pero luego tuvo un gran "bajón anímico" que le llevo a requerir los servicios de un psicoanalista.

Jordi Évole quiso dedicar este galardón a Ana Obregón, una persona a la que todos "hubiésemos querido abrazar este año". "He tenido el honor de poder dedicárselo a la mujer que este año de abrazos escasos, todos quisimos abrazar", ha escrito en su cuenta de Twitter. Y es que la actriz perdió el pasado mes de mayo a su hijo, Álex Lequio, que falleció por un cáncer que le fue diagnosticado dos años antes.

Precisamente, Ana Obregón ha querido dedicar su premio Yago de Honor a su hijo porque, "allá donde esté, estará feliz" por este galardón.

Además, en esta gala el actor Juan Diego Botto se llevó el Yago Impepinable, que reconoce a aquellos que habiendo sido nominados por la Academia finalmente no se hicieron con ningún premio. Laura Gómez-Lacueva se llevó el Yago como No Nominada, mientras qu Toni Espinosa (Billie Elliot, Grease) ganó el Yago No Reconocido.