El primer mercado que podrá disfrutar del Ford Mustang Mach-E, el SUV eléctrico de la marca, no será Estados Unidos. El fabricante norteamericano ha decidido que ese estreno se hará en Europa y más concretamente en Noruega. No es de extrañar si tenemos en cuenta la demanda que este tipo de vehículos tiene en el país nórdico.

Jason Mase es uno de los responsables del programa de vehículos eléctricos de Ford y ha asistido al Salón del Automóvil de Chicago que se está celebrando estos días en la citada ciudad. Allí participó en una charla con el foro especializado Mach-E Club y en este contexto confirmó que el primer destino del Mustang Mach-E será Europa.

Ford Mustang Mach-E | Ford

¿Qué modelo será el que llegue?

Todo apunta a que estará disponible toda la gama del Ford Mustang Mach-E menos la versión tope, el GT, ya que su llegada está prevista para la primavera de 2021. Por lo tanto, estará disponible la opción estándar (con una batería de 75,7 kWh y 288 celdas de iones de litio que generan una autonomía de 420 kilómetros según el Ciclo WLTP) y la de rango extendido. Ésta cuenta con una batería más grande: 98,8 kWh y 376 celdas, que se traducen en una autonomía de 600 kilómetros.

Con cinco versiones diferentes, una potencia máxima de 465 CV y la posibilidad de elegir entre tracción trasera o total, queda por ver qué precio tendrá el Mustang Mach-E en Noruega. En Estados Unidos el punto de partida es 43.895 dólares, es decir, unos 40.200 euros (según el cambio actual).

Ford Mustang Mach-E | Ford

Un mercado asentado y estable

La producción de este SUV eléctrico empezará este mismo año y el objetivo es que llegue a los concesionarios a finales de año. Las fechas concretas no han sido confirmadas, pero sí que será Noruega donde Ford estrenará el Mustang Mach-E. No es una elección al azar: es el país donde más eléctricos hay per cápita en el mundo.

Para tomar esta decisión, Ford se ha basado en las cifras: a lo largo de 2019, Noruega matriculó 79.611 vehículos de este tipo. De ellos, 60.316 eran eléctricos y el resto eran híbridos enchufables. En Noruega, como vemos, los coches eléctricos tienen una demanda alta, estable y representan una buena parte de la cuota del mercado.

Después del país nórdico, serán otros mercados europeos los que den la bienvenida al Ford Mustang Mach-E. Alemania y Holanda tienen bastantes papeletas ya que, igual que sucede en Noruega, los vehículos eléctricos cuentan con una alta demanda. Además, con este movimiento, Ford estará más cerca de cumplir con los objetivos de emisiones establecidos por la Unión Europea.