Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

LLEGAN MÁS CONSECUENCIAS

La trascendente decisión de Volkswagen, Jaguar y Land Rover por la guerra entre Rusia y Ucrania

La guerra está provocando que muchas marcas abandonen el mercado ruso.

Volkswagen Golf

Volkswagen Volkswagen Golf

Publicidad

El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania ya ha estallado y, además de tener consecuencias devastadoras para los habitantes, también está influyendo de manera económica. Ya no solo en el precio del propio combustible, sino también en la decisión de diferentes marcas de dejar de operar en el mercado ruso. Concretamente, el Grupo Volkswagen, Jaguar y Land Rover han decidido parar sus ventas en Rusia.

Concretamente, el consorcio alemán ha enviado un comunicado a sus concesionarios rusos para que dejen de aceptar pedidos tanto de Skoda como de Audi y Volkswagen. Así, el Grupo Volkswagen deja al alcance del mercado ruso los vehículos fabricados a nivel local o los que ya hayan pasado la aduana.

Esta decisión resulta drástica, pero son las medidas establecidas por algunas marcas respecto a la guerra entre ambos países. Aunque bien es cierto que hasta este punto han llegado también Jaguar y Land Rover, no sería descabellado ver que también tomen más medidas Stellantis y Renault, quienes ya han hecho sus movimientos respecto al conflicto y que podrían derivar en cesar directamente la actividad comercial.

Mientras tanto, las firmas inglesas también han anunciado que no aceptarán más pedidos hasta que la situación se relaje y vuelva a la normalidad. Así, las ventas de Jaguar y Land Rover en Rusia se reducen, principalmente, a los vehículos que ya hubiesen llegado a suelo ruso o que se encontrasen allí como vehículos de stock.

De momento, el Grupo Volkswagen no se ha pronunciado respecto a sus demás filiales, pero todo apunta a que seguirán el mismo rumbo tarde o temprano, o al menos mientras la guerra entre Rusia y Ucrania prosiga. Mismo destino pueden padecer otras compañías, aunque todo apunta a que los motivos de esta decisión son más económicos que éticos.

Concretamente, el principal objetivo de cualquier empresa es no perder dinero, y las firmas automovilísticas no son una excepción. Tal y como está la situación actual, el rublo -la moneda rusa- se está depreciando debido al contexto que se está viviendo, pudiendo ser la verdadera razón por la que se ha decidido cesar la actividad comercial de dicha manera.

Publicidad