Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

SEGÚN UN ESTUDIO DEL GRUPO MOURE

Malas noticias para el bolsillo del conductor: la gasolina y el diésel tienen los precios más altos de los últimos siete años

Las causas son el encarecimiento del precio del petróleo y el margen bruto que han introducido los operadores

Gasolina E10

Freepik Gasolina E10

Publicidad

De un tiempo a esta parte, ir a la estación de servicio se ha convertido en una visita un tanto dolorosa para el bolsillo del conductor. Los precios de la gasolina y el diésel llevan varios meses dibujando una escalada que, de momento, no parece tener fin. No es de extrañar, por tanto, las conclusiones extraídas del estudio llevado a cabo por el Grupo Moure: el carburante en España registra su precio más alto en los últimos siete años.

A lo largo de 2021, la gasolina se ha encarecido un 27% y el diésel ha experimentado un aumento del 29%. Un comportamiento que se explica a través de un par de motivos. El primero (y más evidente) es el encarecimiento del precio del petróleo: en plena pandemia del coronavirus, los países de la OPEP redujeron la oferta de barriles debido a la baja demanda… y ahora que la demanda es mayor, la oferta se mantiene estática.

Gasolina E10
Gasolina E10 | Repsol

El segundo es el movimiento que han llevado a cabo los operadores introduciendo un margen bruto que, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, es un 50% superior al del año 2014. En consecuencia se ha pasado de 0,17 euros por litro a 0,25 euros.

El precio del combustible

Para comprender cómo afecta al conductor esta subida, lo más instructivo pasa por desglosar el precio del carburante que está dividido en tres elementos: el precio de la materia prima, los costes fijos y los impuestos:

  • Materia prima: el precio del petróleo, como acabamos de ver, depende de la oferta y la demanda, pero también de otros factores como los conflictos políticos.
  • Costes fijos: el transporte o los intermediarios representan entre el 9% y el 10% del precio final.
  • Impuestos: casi el 50% del total.

Quedarse sin gasolina
Quedarse sin gasolina | Agencias

En el caso de España, los carburantes tienen tres tasas: el Impuesto Especial de Hidrocarburos General (TEG), el Impuesto Especial de Hidrocarburos Especial (TEE) y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), que supone el 21% sobre el valor total del precio. Si tomamos como referencia el precio medio que tuvo la gasolina 95 el pasado verano (1,417 euros), 0,699 € equivalen al combustible y el resto (0,717 €) son impuestos.

España: un país con precios bajos

A pesar de lo que vemos cada día al pasar por las diferentes gasolineras, el precio del carburante en España se sitúa entre los más bajos de Europa Occidental. En países como Reino Unido, Alemania, Suecia, Holanda o Luxemburgo, el coste fiscal se mueve en torno al 60% y si nos centramos en el precio de venta al público, Países Bajos encabeza la lista con una cifra de 1,97 euros para el litro de gasolina (1,16 euros de impuestos) seguido por Portugal, Francia o Alemania con cantidades por encima de 1,70 euros.

Publicidad