Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Así tienes que sentarte al volante para conducir de la forma más segura posible

Los 5 gestos para sentarte correctamente al volante: es por tu seguridad

Conducir de forma segura es fundamental, y una buena postura al volante es primordial para conseguirlo

Sentarse bien al volante

Agencias Sentarse bien al volante

Publicidad

A la hora de coger el coche son muchos los factores que intervienen en una conducción segura. Sin embargo, hay uno a la que desgraciadamente no se le presta la atención suficiente, el de la postura al volante. Una posición de conducción adecuada puede ser crucial a la hora de afrontar una situación de peligro como una maniobra inesperada. Con estos 5 gestos podrás adquirir una postura de conducción correcta de forma rápida:

1. Distancia a los pedales

La distancia a los pedales debe ser la correcta para poder accionarlos de forma adecuada en cualquier situación. Si tu coche es manual, un truco muy efectivo es pisar a fondo el embrague con la pierna izquierda: debes poder accionarlo en todo su recorrido con la pierna ligeramente flexionada. Además, debes poder tocar la parte superior del volante con las muñecas sin despegar la espalda del respaldo del asiento.

2. Altura del asiento

Una correcta altura del asiento es aquella que, una vez fijada, sitúa nuestros ojos, más o menos, a la mitad del parabrisas. No debe impedir tampoco una correcta visibilidad del cuadro de instrumentos.

3. Reposacabezas

Si el asiento de tu coche tiene reposacabezas regulables, lo ideal es situarlo de forma que la parte anterior de la cabeza toque el centro del resposacabezas mientras que la parte superior quede, más o menos, a ras de la parte superior de la cabeza. El reposacabezas es, sobre todo, un elemento de seguridad, no un elemento diseñado únicamente para ofrecer comodidad.

4. Retrovisores

Los retrovisores son, posiblemente, los elementos que peor llevamos regulados en la mayoría de los casos. El interior se coloca de forma que se cubra la luna trasera en su totalidad, mientras que los exteriores tienen que formar un ángulo cerrado entre ellos, estando bien regulados justo cuando dejamos de ver por ellos el lateral de la carrocería.

5. Manos al volante

Las manos al volante se deben colocar de manera que formen un ángulo abierto de unos 150 grados. Parece difícil, pero es mucho más sencillo si te imaginas el volante como un gran reloj de agujas: las manos se colocan en la posición "10:10h", posibilitando el mayor ángulo posible de giro sin llegar a cruzar los brazos.

Publicidad