Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

UN PROBLEMA A LA HORA DE VIAJAR

Época de viajes: por qué me mareo en el coche y tres trucos para evitarlo

Muchas personas sufren mareos a la hora de viajar en coche. ¿Por qué ocurre y cómo se pueden evitar?

Publicidad

Viajar en el coche puede ser un placer para muchos, especialmente si te gustan los coches o si viajas por placer, de vacaciones o por algún interés especial. También puede ser un mero trámite para todos aquellos que ven su coche como una herramienta para trabajar o para desplazarse, pudiendo también suponer un suplicio para aquellas personas a las que no les gusta viajar en un espacio relativamente pequeño como el habitáculo de un vehículo.

Además, muchas personas son susceptibles a marearse cuando viajan en un coche o en otro vehículo terrestre (un autobús o autocar, por ejemplo), de manera que el viaje se convierte, entonces sí, en una experiencia a evitar. ¿Es posible minimizar el riesgo de marearse? ¿Existen técnicas para evitar llegar al punto de "no-retorno" que supone un profundo mareo a la hora de circular? ¿Cómo podemos actuar si el mareo hace acto de presencia durante un viaje?

¿Por qué nos mareamos en el coche? ¿Cómo podemos evitarlo o disminuir sus efectos?

El mareo durante un viaje surge, básicamente, por una descoordinación entre el oído interno (donde se encuentran una serie de canales semicirculares cuya función consiste, básicamente, en percibir los cambios de posición de la cabeza) y una serie de patrones de percepción como, por ejemplo, el sentido de la vista o del oído. Cuando este fenómeno se hace presente, el viajero sufre diversos síntomas tales como sudoración, náuseas, vómitos o dolor de cabeza.

¿Es posible evitar la aparición del mareo en un viaje por carretera? Se puede intentar prevenir la aparición de este fenómeno gracias a la acción de varios medicamentos entre los que podemos encontrar, por ejemplo, la escopolamina, el dimenhidrinato o la dextroanfetamina. La acción de estos medicamentos es más efectiva si se administran de manera preventiva, es decir, antes de que iniciemos nuestro trayecto. De cualquier manera, si aparece el mareo en mitad del viaje, es posible reducir sus efectos o, al menos, mitigar los síntomas:

  • Ventilación: cierta corriente de aire fresco mitiga la sensación de mareo, por lo que bajar ligeramente las ventanillas puede beneficiar a la persona que está sufriendo los síntomas del mareo.
  • Vista al frente: si comienzan a aparecer los síntomas en un viaje, es recomendable fijar la mirada en el punto más lejano del horizonte, mover la cabeza lo menos posible y evitar consultar mapas o el teléfono móvil hasta que los síntomas desaparezcan.
  • Control de la respiración: centrar la atención en controlar la respiración, concentrándose en cada inspiración y exhalación, pueden permitir gestionar correcta y exitosamente un ataque de mareo.

También te puede interesar: 5 trucos infalibles para evitar marearse en el coche este verano

Publicidad