¿Recuerdas cuando solo cargabas el móvil por la noche? Con la llegada de las baterías de carga rápida y larga duración, nuestros hábitos al respecto han ido cambiado mucho. Desde hace ya varios años los coches incorporan sistema de carga inalámbrica para los smartphones, una opción super cómoda que permite a los conductores despreocuparse del nivel de batería de su teléfono.

Si tienes un smartphone compatible con esta tecnología, pero tu coche no dispone de sistema de carga inalámbrica, puedes adaptarlo de manera sencilla y económica. Hay soluciones en el mercado desde sólo 10€. VER VIDEO.