Si estás sacándote el carnet de conducir en una autoescuela y estás asistiendo a clases prácticas de conducción, debes saber que, cualquier infracción cometida durante el aprendizaje, no va a recaer en el conductor. Todo lo contrario, la autoescuela no debería hacer responsable al alumno sino que debería ser el propio profesor quien se hiciese cargo de la multa impuesta por la DGT.

Pero, ¿qué ocurre si la autoescuela se lava las manos y hace responsable al alumno del pago de la sanción? No, hay que preocuparse. En dicho caso, el alumno puede formular alegaciones y la ley estaría de su parte. Tal y como afirma la Ley de Seguridad Vial los vehículos que circulen como aprendizaje de la conducción, será considerado conductor la persona que está a cargo de los mandos adicionales.