Presentación ‘estándar’ en su base de Woking, colores conocidos con nueva disposición y un espectacular casco para el piloto español de la escuadra. Estos son los principales elementos de interés que ha hecho públicos la presentación del nuevo McLaren que Carlos Sainz y Lando Norris pilotarán en la temporada 2020 de Fórmula 1 que empieza el próximo mes de marzo. Naranja y azul vuelven a ser los colores del equipo, mientras en el caso de Sainz la bandera de España toma un protagonismo especial.

El McLaren MCL35 se presentó el día 13 de febrero en la sede del equipo británico para mostrar una primera indicación de lo que será su coche para este año. Lógicamente y al igual que los demás equipos, McLaren no ha mostrado aún todas sus armas y guarda su realidad más fiel hasta los test de Barcelona la próxima semana. Eso sí, mientras tanto el mundo se puede hacer una idea de cómo es el nuevo monoplaza y de cómo estarán dispuestos sus colores naranja y azul.

A primera vista, lo más inmediato que se puede observar es una mayor presencia del color azul, que cubre los pontones laterales al completo para darle protagonismo a la iniciativa “A Better Tomorrow” de la British American Tobacco. Junto al “Mission Winnow” de Philip Morris con Ferrari, se confirma un retorno velado –y de momento limitado– de las tabacaleras que habían dominado el deporte hace tan solo una década y media. Por lo demás, el McLaren combina de forma elegante el naranja y el azul con algo más de negro para un resultado vistoso.

El equipo adopta también el mate, al igual que Ferrari y Red Bull entre otros. Aunque pueda parecer una cuestión de ‘moda’ y puramente estética, los equipos teorizan que hay una mínima ganancia aerodinámica con menor resistencia al aire. Y hablando de colores, mención especial al espectacular nuevo casco de Carlos Sainz, que combina una agresiva bandera española con un fondo grisáceo que hace resaltar su diseño. Con esta combinación buscará el madrileño volver al podio.

Ese tiene que ser sin duda el objetivo de un equipo McLaren que no parece haber innovado en exceso pero que se suma también a la ‘moda técnica’ de los frontales estrechos que ya se ha visto con Red Bull y que se intuye con el Renault. Y hablando de los franceses, el McLaren MCL35 será el último que lleve sus motores puesto que los de Woking adoptan los motores Mercedes a partir de la próxima temporada. Y es que sin haber empezado aún la temporada 2020, los ojos están puestos ya en 2021.