Las pulgas son insectos de aproximadamente de unos dos milímetros, de color negro rojizo, que tienen una cabeza pequeña, antenas cortas y largas patas adaptadas para saltar. Saltan mucho y dejan rastro. Si las has sufrido en tus carnes bien lo sabrás.

Son parásitos externos hematófagos -que se alimentan de sangre- de diversos animales y humanos. En cuanto a los saltos, pueden hacerlos bien saltos largos en proporción a su tamaño, pudiendo alcanzar fácilmente a nuevos huéspedes, gracias a que en sus articulaciones poseen resortes de la proteína más elástica conocida, la resilina, igual que otros insectos como saltamontes y langostas.

Se conocen unas 1.900 especies, varias de las cuales pueden transmitir enfermedades diversas, como el tifus, la peste negra o bubónica, o las tenias (como Dipylidium caninum).

La mala noticia es que su ciclo vital, desde que es huevo hasta que es adulto y muere varía de dos semanas a ocho meses dependiendo de la temperatura, humedad, alimento y la especie. Normalmente, tras alimentarse de sangre, la hembra deposita entre 15 y 20 huevos por día, hasta 600 en toda su vida, usualmente sobre el hospedador (perros, gatos, ratas, conejos, ratones, ardillas, ardillas listadas, mapaches, zarigüeyas, zorros, pollos, humanos, etc.).

Los huevos depositados sueltos en el pelaje caen en su mayor parte por todos lados, especialmente donde el hospedador descansa, duerme o nidifica (alfombrillas, alfombras, muebles tapizados, cajas del perros y gatos, perreras, cajas de arena, ascensores de edificios donde se acuestan los perros, gatos, etc.)

La buena noticia es que estamos aquí para darte ideas para que dejes de rascarte ahora mismo (a nosotros también nos pica todo) y sepas cómo limpiar y prevenir en la medida de lo posible para no tener estos animalitos en casa.

Si tienes animal doméstico: empieza por ahí

Puedes pedir consejo a tu veterinario sobre qué producto utilizar para desinfectar a tu animal. Debes seguir las instrucciones tal y como indican y al mismo tiempo hay que desinfectar la casa porque si no de poco servirá.

Todos aquellos lugares donde esté tu mascota son susceptibles de estar afectados, incluyendo camas, alfombras, colchones, sofás, juguetes, etc… básicamente tienes que limpiarlo todo.

A partir de ahora no olvides llevar al día el calendario de desparasitación interna y externa de tu mascota. Primero, por su salud y después por la comodidad del resto de la familia.

Cómo luchar contra las pulgas en casa

Hay productos específicos que sirven para tratar este tipo de infestaciones. También hay tratamientos de plagas, pero en su mayoría no están indicados cuando hay animales y niños en casa; y en ocasiones exigen pasar uno o varios días fuera del hogar.

Valora cuál es la mejor opción para tu familia, o prueba con estos trucos caseros y pasa a algo más radical si ves que no ha sido suficiente. Ante todo: ánimo y paciencia. Os dejamos estas recomendaciones de la mano del experto antirapasitario Frontline.

1. Pasar la aspiradora enérgicamente. Se trata de molestar a las pulgas que están dentro de los capullos, que son muy pegajosos así que no resultan nada fácil de aspirar.

No obstante, lo que pretendemos es que la vibración les anime a eclosionar antes de tiempo y de esta manera poder aspirarlos. Recuerda que al menos hay que aspirar la casa una vez por semana allí donde se pueda haber creado una población de pulgas (alfombras, debajo de los muebles, etc).

2. Lavar por lo menos a 60 grados de temperatura una vez por semana las mantas, camas, etc. donde los animales suelan pasar su tiempo.

3. Mete los juguetes suaves para niños en una bolsa y ponlos en el congelador durante 5 días para matar cualquier pulga.

Después de desparasitar a los animales y hacer una limpieza en profundidad y desinfectando todo lo mejor que puedas, hay algunos trucos a los que puedes recurrir para intentar que la situación no se vuelva a producir.

Trucos caseros contra las pulgas

1. Aceite de Neem: es un árbol de zonas tropicales y tiene propiedades insecticidas que muchas especies completen su desarrollo. Por esta razón, es efectivo para eliminar larvas y huevos de las pulgas. Mezcla en un pulverizador con medio litro de agua una cucharada de este aceite y rocía sobre alfombras, muebles y superficies de la cocina.

2. Corteza de cedro: adquiere algunos trozos de esta corteza y colócalos debajo y detrás de los muebles.

3. El vinagre de manzana: mezcla una parte con una de agua y friega el suelo con esta solución.

4. Lavanda y aceite de oliva: otra de las formas de eliminar las pulgas es con el aceite de oliva. Mezcla en un pulverizador medio litro de agua con 10 gotas de aceite de lavanda y dos cucharadas de aceite de oliva. Agita y rocía tu casa con la preparación.

La recomendación general es que repitas la desparasitación y la limpieza a fondo a los 15 días de la primera y que, si el problema persiste, te pongas en manos de un profesional.