Viajestic » Escapadas

Isla de Tabarca

¿Qué tiene de especial la pequeña isla de Tabarca?

La isla de Tabarca se encuentra en el Mar Mediterráneo frente a la costa de Santa Pola (Alicante), a tan solo 4 kilómetros del puerto de dicha localidad. A pesar de su naturaleza discreta, cada verano miles de personas se acercan a sus costas para pasar el día en la isla.

Tabarca

Pixabay Tabarca

Publicidad

Tabarca es la única isla habitada en la Comunidad Valenciana con un total de 51 habitantes, pero en verano pueden llegar a visitar la isla hasta 3000 personas diarias. ¿Y qué hace que miles de personas quieran visitar una pequeña isla del Mediterráneo?

Esta pequeña extensión de tierra en el Mediterráneo ha tenido un papel bastante importante a lo largo de la historia. Ya desde época romana hay evidencias de población, se han hallado restos de una necrópolis, así como pecios hundidos en sus proximidades con ánforas.

Puerta de la Trancada o de San Gabriel, Tabarca | Imagen de Enrique Íñiguez Rodríguez en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

En 1964, la totalidad de la isla fue declarada Conjunto Histórico-Artístico, pues la pequeña ciudad de Tabarca cuenta con monumentos relevantes para el patrimonio histórico-artístico. Comenzando por la muralla construida en piedra, con la parte exterior en sillería. Hay partes de esta construcción defensiva desmoronadas sobre el mar. Posee tres puertas de estilo barroco: Puerta de Levante o de San Rafae; Puerta de la Trancada o de San Gabriel; Puerta de Tierra, de Alicante o de San Miguel.

Iglesia de San Pedro y San Pablo | Imagen de Enrique Íñiguez Rodríguez en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Por otro lado está la Iglesia de San Pedro y San Pablo que data del siglo XVIII, pues aunque en 1769 ya existía una pequeña capilla, en el años siguiente sería ampliada. Bajo el pavimento de la iglesia hay tres bóvedas con sepulturas.​ El estilo barroco predominante en el siglo XIX se advierte en el pórtico y en los huecos de las ventanas.

El Faro de Tabarca fue inaugurado en 1854, y es un edificio de de grandes dimensiones que sirvió también como escuela de fareros. La parte inferior tiene forma de cubo y cuenta con dos plantas, donde se ubicaría la vivienda del farero. La parte superior es la torre prismática que sostenía el mecanismo de iluminación. El estilo del faro de Tabarca puede situarse en el neoclasicismo.

Tabarca | Imagen de Marian en Flickr, licencia: CC BY 2.0

La riqueza de Tabarca no se encuentra solo sobre la planicie, pues las aguas que rodean la isla fueron declaradas Reserva marina de la Isla de Tabarca en 1986, convirtiéndola en la primera reserva marina de España. Esta isla es un rincón repleto de flora y fauna marina.

Además, en la parte meridional de la isla está la Cueva del Llop Marí, dos bocas que dan acceso desde el mar. Esta cueva es visitable en pequeñas embarcaciones y tiene un recorrido de 100 metros. Cuenta la leyenda que en esta cueva habitaba un monstruo marino.

Tal vez, todo ello en conjunto, hacen de Tabarca una pequeña isla encantadora e irresistible.

Publicidad