Viajestic » Escapadas

Extremadura

Plaza Alta de Badajoz: Esta es la historia que muy pocos conocen

La Plaza Alta es uno de los lugares más simbólicos de la ciudad extremeña de Badajoz. Es el momento perfecto de descubrir su historia a través de estos datos.

Plaza Alta de Badajoz

Imagen de Diego Delso en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0 Plaza Alta de Badajoz

Publicidad

Badajoz, ciudad ubicada en Extremadura, cuenta con un gran número de edificaciones en ese Conjunto Histórico-Artístico que tantísimo le caracteriza. Es más, han llegado a ser declarados como Bien de Interés Cultural por diversas razones. Entre ellas, por tener una espectacular riqueza no solamente a nivel cultural, artística o arquitectónica, sino también histórica.

Un claro ejemplo de esto lo podemos encontrar, sin lugar a dudas, en la conocida como Plaza Alta de Badajoz. Para descubrirla en profundidad tenemos que remontarnos a la Edad Media. En aquella época, este rincón tan peculiar de Badajoz fue donde se encontraban tanto el zoco como el mercado.

Por si fuera poco, en las inmediaciones de esta Plaza Alta de Badajoz podíamos encontrar la judería, tal y como queda reflejado en la página web de turismo de la ciudad extremeña, a través de un documento de carácter informativo. Se asegura que esta Plaza, tan importante en todos los aspectos, llegó a ser construida sobre unas antiguas casas que pertenecían a la ciudad islámica adosada a esa característica muralla de la Alcazaba.

Plaza Alta de Badajoz | Imagen de Óscar Marín Repoller en Wikipedia, licencia: CC BY 3.0

Tenemos que viajar hasta el año 1458 para descubrir esa primera reforma, donde se llegaron a levantar esos soportales de piedra y ladrillo que tantísimo la diferencian del resto de plazas conocidas. Por lo tanto, a lo largo de los siglos, este lugar ha servido como escenario de grandes actos, celebraciones y, por supuesto, eventos.

Es más, existe constancia de que en la Plaza Alta se llegaron a realizar desde carreras de caballos hasta representaciones teatrales, pasando por autos sacramentales y hasta ejecuciones. Por si fuera poco, cabe destacar que en el año 1699, el conocido Obispo Marín de Rodezno llegó a financiar una nueva reforma de esta conocida plaza de Badajoz.

En esta ocasión, lo que se hizo fue construir tres edificios porticados en el lado sur, perfectamente decorados con una serie de esgrafiados con diversos motivos geométricos. ¡Pero no todo queda ahí! Entre los años 1899 y 1970 se llegó a instalar nada más y nada menos que un mercado de abastos cubierto.

Plaza Alta de Badajoz | Imagen de Jose Mario Pires en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Esta obra fue realizada por uno de los arquitectos más reconocidos de la época, Tomas Brioso Mapellí. Unos cuantos años después, concretamente en 1975, se decidió trasladar al Campus Universitario. ¿Cuál fue el motivo? La Plaza Alta de Badajoz se convirtió, sin lugar a dudas, en uno de los principales centros de la ciudad en cuanto a eventos festivos se refiere.

Lo que es un hecho es que, aunque puede llegar desapercibida para muchos, esta Plaza Alta es uno de los grandes símbolos de la ciudad extremeña. Y, siendo honestos, no es para menos. Por ese mismo motivo, es importante que conozcas esta historia que esconde para que, cuando decidas visitarla, la mires con esos ojos que merece.

Publicidad