España

España

Orbaneja del Castillo, el pueblo de las cascadas

Una de las localidades más bonitas de la provincia burgalesa

Dicen que Castilla y León es una Comunidad Autónoma seca, árida, de grandes extensiones y horizontes lejanos. Y lo cierto es que no les falta razón. Pero en medio de tanto paisaje en tonos amarillos y marrones, existen localidades que surgen del terreno como si fueran verdaderos oasis, lugares en los que parece detenerse el tiempo y la naturaleza. Y en medio del recorrido, resulta muy gratificante encontrarse con ellos. Parar para hacer una visita, conocer su gastronomía, admirar sus alrededores y hablar un rato con sus habitantes para conocer de primera mano su historia antigua y también sus leyendas más recientes, aquellas que han forjado su reputación y se transmiten de padres a hijos. Una de ellas es la localidad de Orbaneja del Castillo, un pueblo burgalés que destaca por las cascadas que marcan su silueta y terreno. El torrente que surge de la cueva del agua se encuentra justo encima de las casas del pueblo de Orbaneja del Castillo. Por ese motivo resulta tan llamativo, porque el agua atraviesa el pueblo a toda velocidad, serpenteando por algunas de sus calles y dejando un espectáculo único. Finalmente, tras recorrer la localidad, se precipita al río Ebro con una cascada de 25 metros. Saltos, brincos, un ruido que no cesa y musgo sobre las rocas e la zona, en definitiva, un lugar fotogénico que llama la atención de todos los visitantes que se detienen en él. Orbaneja del Castillo está situada en el noroeste de la provincia de Burgos, y no hace falta más que detener durante unos instantes la mirada sobre la zona para darse cuenta de que el paisaje cárstico de los alrededores ha sido modelado por el agua siglo a siglo. El pueblo se originó en la Edad Media y los Reyes Católicos le dieron el título de villa. En la actualidad no son muchos sus habitantes, pero sí los restaurantes que acogen a los viajeros más aventureros. La belleza de Orbaneja del Castillo es innegable ya que se trata de un pueblo que parece haber sido tallado en roca, custodiado por varias montañas entre las que los lugareños afirman que se puede distinguir a dos camellos besándose y la silueta de Ýfrica. Una parada casi obligatoria para aquellos que quieran hacer un recorrido por la comarca, deteniéndose en los puntos más destacados de la geografía castellana. Son muchos los que afirman que Orbaneja del Castillo es uno de los enclaves paisajísticos y medioambientales más bellos y singulares de todo el norte y centro de España. Además, los amantes del senderismo pueden realizar rutas por la zona para tomar conciencia de la belleza del lugar y captar todo su encanto.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.