España

España

Un oasis en el desierto del Sahara

La Guelta d'Archei una aventura en el desierto del Sáhara

La Guelta Archei es un tesoro escondido en el desierto Sahara, un rincón bellísimo que cambia el paisaje monótono de la arena sin fin. Situado en la meseta de Ennedi, en el noreste del Chad, no muy lejos de la ciudad de Fada, este humedal interrumpe abruptamente su entorno con agua fresca entre inmensos farallones de arenisca roja. Un oasis que sirve, desde tiempos inmemoriales, como parada obligatoria para los nómadas que viajan por el desierto durante días. Llegar no es fácil, aunque se puede. Es un viaje para aventureros. Desde la capital de Chad, Yamena, y con un 4×4 se tarda unos cuatro días, y a eso hay que sumarle algunas horas de caminata hasta la Guelta, que así es como se conoce a estos afloramientos de agua subterránea. Los que conocen el lugar cuentan que uno sabe que ha llegado al destino por el ruido de los miles de camellos que entran y salen, o pasan por las aguas poco profundas. Se puede andar por el agua, pero hay que tener cuidado porque en este territorio también habitan cocodrilos del Nilo. La parte más bonita de la Guelta es una garganta llena de agua natural en la que durante siglos han parado para las caravanas de camellos que cruzan el desierto. También son muy interesantes las pinturas rupestres que se pueden ver en los acantilados, que datan de mediados del Holoceno, y que dan fe de la historia de esta Guelta conocida por los habitantes de este árido desierto desde la antigüedad. La región es famosa por sus arcos de piedra natural, inmensos, de formas variadas, preciosos, sus petroglifos y la belleza del Guelta d'Archei.  Es una pena que Enendi sea un lugar tan aislado, porque seguramente sería uno de esos lugares que atraerían a los turistas como un imán. La situación política también puede ser complicada. Ahora mismo no hay problemas en la región, pero las cosas pueden cambiar rápidamente. La parte sur, en la frontera con Sudán, con los campos de refugiados de la guerra de Darfur, se debe evitar, así como la frontera con Libia, donde hay minas sin explosionar. Por lo demás no es a priori inseguro aunque hay que decir que algunas veces se producen robos esporádicos en los caminos. Aún así, en general la gente es amable, así que si deseas visitar la zona, hazlo.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.