Explorar diversidad de paisajes, sumergirte en aguas cristalinas, participar de costumbres y tradiciones y saborear una curiosa gastronomía. Menorca es experimentar un sinfín de nuevas sensaciones en un eclave privilegiado en medio del Mediterráneo. Un extraordinario patrimonio natural, histórico y paisajístico que le ha valido a la isla la distinción de la UNESCO como Reserva de Biosfera desde el 8 de octubre de 1993, premiando así la capacidad de desarrollo y crecimiento sostenible con el ecosistema de la isla. En Menorca han sabido superar la dificultad que supone ser al mismo tiempo una isla turística y una Reserva de Biosfera, haciendo compatible el desarrollo socioeconómico y la conservación del medio natural. La isla ofrece a quién la visita, aguas transparentes, 216 kilómetros de costa con más de setenta playas en un estado óptimo de conservación y 700 kilómetros cuadrados de extensión, para conocer casi todos los hábitats propios del Mediterráneo y ver animales y plantas que solo se encuentran en esta isla. Pero hay más. Tradiciones, cultura, fiestas, espectaculares yacimientos megalíticos, edificios históricos, fortificaciones defensivas y museos. Mucho que descubrir en la isla tranquila. Y no te olvides de saborear los productos de la variada gastronomía de Menorca,  en la que destacan las carnes, los pescados y mariscos y los productos elaborados tradicionalmente como embutidos y queso con denominación de origen. Y el más que conocido Gin,una ginebra herencia directa de la dominación británica, que se sigue elaborando exclusivamente en la isla. Hay una gran variedad de opciones para descubrir Menorca de una forma activa y aventurera. ¿Sabías que a lo largo de la costa te esperan playas espectaculares, impresionantes acantilados, islotes vírgenes y fondos marinos de gran riqueza? Y si emocionante es sentir en la cara la brisa y las olas del mar, el interior de la isla no te decepcionará. ¿Quieres explorar rincones vírgenes y una amplia variedad de hábitats naturales? ¿Quiéres descubrir un auténtico paraíso? Hay infinidad de caminos, barrancos, grutas terrestres y humedales donde hacerlo y experimentar emociones en plena naturaleza que no te dejarán indiferente. Empresas especializadas te ofrecerán toda su experiencia y asesoramiento en la práctica de cualquiera de las actividades de Turismo Activo, las que mejor se adapten a ti. Recorre a pie, en bicicleta o a caballo los numerosos caminos rurales de la isla, entre los que destaca el Camí de Cavalls por su singularidad, un antiguo camino militar cuyo trazado cuenta aproximadamente con 180Km, atravesando gran diversidad de ecosistemas y espacios litorales. Visita también los faros de Menorca, situados en entornos peculiares; los monumentos megalíticos, rico legado de los ancestros de la isla y las torres de defensa y fortificaciones del siglo XVIII, huella visible de las diferentes culturas que se han establecido en Menorca a lo largo de los siglos. Menorca es la isla natural, el paraíso del turismo verde. Descúbrela.