UNA FERIA DE ABRIL TAMBIÉN GASTRONÓMICA

UNA FERIA DE ABRIL TAMBIÉN GASTRONÓMICA

Las mejores tapas de Sevilla

Una mini guía del mejor picoteo en Sevilla. ideal para disfrutar de la Feria de Abril.

Feria de Abril
Feria de Abril. Sevilla | Facebook

Y ya está aquí la Feria de Abril. Sevilla se viste de fiesta y miles de personas se desplazan a la ciudad para disfrutar de una semana única. Sevilla tiene un color especial y en feria áun más. Sevillanas, vestidos de volantes, peinetas, castañuelas y mucha alegría inundan todos los rincones. El Real de la Feria se convierte en el centro neurálgico de los sevillanos, de día y de noche. La música, el color, los lunares, el ambiente, los jinetes con sus caballos y el aroma embriagador del azahar, se mezclan con la multitud. El embrujo lo impregna todo, y la noche no llegará a su fin hasta bien entrada la madrugada. Y así, hasta el próximo domingo, día en que la Feria dirá adiós, hasta el año que viene, al son de los fuegos artificiales sobre el río Guadalquivir.

Por mañana sobre las 13h 30 la gente comienza a aparecer en El Real y "hasta que el cuerpo aguante" Este es el mejor horario para las familias, los aficionados a los caballos, y los visitantes. Por la tarde, sobre las 19h. vuelven los que se han acostado tarde la noche anterior. Después de comer, siestecita y, renovados y con fuerza, regresamos.

La Feria de noche se llena de gente joven sobre las 21h, coincidiendo con el final de los Toros. Una hora ideal para cenar en el Real, o sus alrededores, y disfrutar hasta las primeras horas de la mañana o hasta que uno decida retirarse.

Feria de Abril

Y entre fiesta y fiesta, noche y noche, y sevillana y sevillana, podemos optar por picar algo en el mismo Real de la Feria o aprovechar para conocer los mejores sitios para comer y reponer fuerzas en la capital andaluza. Aquí os dejamos una pequeña lista recomendada por los sevillanos, para que además de la fiesta, os llevéis a casa una degustación de la mejor gastronomía de Sevilla.

La Mata 24, en la Calle Mata 24. Es el lugar ideal para pasar deliciosas veladas, bien en la terraza o en su salón interior. Cocina creativa con una gran variedad de platos con especialidades como el solomillo de ciervo con peras al vino tinto y puré de morcilla o el carpaccio de gambas con gulas al ajillo. Todo delicioso, en un lugar agradable y muy tranquilo. Ideal para desconectar del trajín de la Feria.

Barbiana, Góngora y La Viuda. Estos tres están en la misma calle, la Albareda, entre Plaza Nueva y la calle Sierpes. Tapitas y más tapitas ricas de verdad. En el corazón de Sevilla, junto al Ayuntamiento un enclave ideal en pleno centro. En Barbiana, cocina tradicional andaluza con excelentes pescados, mariscos y guisos marineros acompañados de manzanilla Sanluqueña. En Góngora, las mejores tapas de la ciudad y en La Viuda, ambiente de bodega típica sevillana decorada con madera, cristal y cerámica, un rincón con terraza fundada en el siglo XVII, especializada en bacalao.

Bodega Antonio Romero

Bodega Antonio Romero, en la calle Antonia Diaz 19 o en la calle Gamazo 16. Allí puedes cenar sentado o picar en la barra, en el centro histórico de Sevilla. Cocina andaluza muy personal y riquísima. No te pierdas el salmorejo y la carrillera, ambos exquisitos. Tampoco te olvides de probar el montadito Piripi, una de sus especialidades.

El Rinconcillo es el bar más antiguo de Sevilla, ya que data del año 1670. Un clásico del tapeo y del comer en Sevilla. Está un poco apartado respecto al resto, en la calle Gerona. Su decoración es una mezcla de estilo árabe y andaluz y combina antiquísimos elementos como la barra de caoba, los suelos de loza de Tarifa, las paredes de ladrillo árabe y los tapices de los siglos XVII, XVIII y XIX, con otros más modernos como las paredes de rasilla blanca. Además de tapas, el restaurante esta especializado en cocina andaluza mozárabe, con delicias como el magret de pato con manzana caramelizada, el brazuelo de cordero, las pavías de bacalao y el morcón ibérico.

Casa Anselma en la calle Pagés del Corro, 49 en Triana, en la calle siguiente a la iglesia de la Blanca Paloma. Si no tienes reserva hay que hacer cola y si tienes reserva, a lo mejor también. Por la noche, cuando cierran, la dueña y toda la gente que hay en el bar cantan la Salve Rociera. Para morirse de emoción. Aunque os advertimos de que Anselma no tiene exactamente fama de simpática, el sitio es auténtico y merece la pena. Casa Anselma es ya un clásico del flamenco y de la noche sevillana. Ella es una artista muy conocida en Sevilla que canta flamenco con un grupo, el sitio es muy típico de sevillanos, no solo de guiris.

Los Robles, es un sitio de comida andaluza pero muy bien puesto y más caro que los demás sitios- La razón es que es un restaurante, a pesar de que también la comida es a base de tapas. Hay varios y todos están en el centro. Ambiente taurino y una rica carta variada llena de propuestas un poco más informales, a base de tapas y raciones, pero con todo el sabor. Tienes mesas y barra.

Los Robles

La Lonja del Barranco, es el nuevo mercado gourmet que han abierto al lado del puente de Triana. Al estilo del Mercado de San Miguel de Madrid. Puestos con todo tipo de tapas, bebidas y dulces en un ambiente estupendo. Para ir y dejarse ver. Con terrazita y comida espectacular. El espacio es ideal, luminoso y decorado tipo vintage.

La Albariza en plena calle Betis, en Triana. Entre el puente de Triana y Los Remedios. Para disfrutar del placer de tapear, con barriles como mesas para poder comer de pie mirando al Guadalquivir y con un peculiar sistema de servir la manzanilla en frías “cafeteras”. Este os encantará.

Modesto

Modesto situado en la calle Cano y la calle Cueto, 5. Comedor y bar con mariscos y pescados, así como una riquísima chacina de la Sierra de Huelva. Terraza durante todo el año, al lado de los jardines de Murillo, que comparte con el Barrio de Santa Cruz. Se come fenomenal, tapas riquísimas y ambiente relajado.

Az-Zait en la plaza de San Lorenzo, al lado del Gran Poder. Tapas y platos innovadores en un local de luces tenues decorado con murales coloridos y muebles antiguos. Si es la primera vez que te pasas por allí, no lo dudes, déjate conquistar por el menú degustación. Anchoas, manzana y jengibre o Raviolis de gambas rellenos de setas y jugo asado, Trufas de foie y pan de especias. O  Vieiras con caviar de fresas. Todo espectacular.

Hay muchos más, pero entre la Feria y el picoteo, no creo que esta escapada te permita mucho más. Vive la Feria de Abril en Sevilla, con los mejores platos y tapas de la gastronomía andaluza.

Marta Rivas | Madrid
| 22/04/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.