España

España

23 de junio noche de San Juan

Brujas y Brujos a divertirse

Se acerca el solsticio de verano, una de las celebraciones paganas que más gustan en nuestro país. Hogueras y fiestas hasta el amanecer llenarán las playas de algunos puntos de nuestra geografía y darán entrada al verano. Las doce de la noche es la hora mágica, se enciende el fuego purificador, y es tradición echar en la hoguera algo viejo y un papel escrito con lo que queremos cambiar. No sabemos si se cumplirá, pero si que el ritual se viene celebrando desde tiempos inmemoriales. Después hay que saltar la hoguera, pero para ello habrá que esperar a que bajen las llamas. La noche de San Juan es la más corta y más luminosa del año. La noche más especial para muchas culturas, una noche de druidas y duendes, de rituales y deseos, pero también una noche para vivir con amigos. No hay nada más maravilloso que una noche en la playa al calor de una hoguera. Y aunque esta fiesta se celebra en muchos puntos de España, es en el Mediterráneo donde está más arraigada. En la vigilia de San Juan, muchas poblaciones de las Islas Baleares celebran la noche mágica. El fuego es el protagonista, para danzar en torno a las hogueras al ritmo de la música o sumarse al ritual de la purificación. Varias ciudades y pueblos celebran la Nit de Sant Joan: destacan Palma, Calvià, Deià, Muro, Felanitx, Son Servera y Sant Joan, en Mallorca; Formentera, Eivissa capital, Santa Eulàlia des Riu y Sant Joan de Labritja. 
En la noche del 23 de junio se organizan hogueras en las plazas y no faltan la música y los bailes. La hora mágica son las doce, el momento de sumarse al ritual de la purificación por medio del fuego. Según la tradición, ha de echarse a la hoguera algo viejo o un papel donde hayamos escrito todo lo que nos gustaría cambiar. Mientras se quema en las llamas, damos tres saltos seguidos. En Ibiza, la noche del 23 de junio se organizan hogueras en las plazas y en las playas y no faltan la música y los bailes. La hora mágica son las doce, el momento de sumarse al ritual de la depuración por medio del fuego. El pueblo de Sant Joan se prepara para vivir la noche del 23 al 24 de junio y celebrar así el solsticio de verano. Como manda la tradición a las 00,00 horas se encienden “els nou foguerons”, las nueve fogatas y si te atreves, puedes saltar la hoguera, o las hogueras en este caso, hay que saltar cada uno de los fuegos para dejar atrás una etapa y dar la bienvenida a una nueva. Mientras unos saltan, otros degustan “bunyols” y “vi pagès” En Alicante la fiesta es una tradición. Se celebra todos los años la llegada del verano con las Hogueras de San Juan. Música, pólvora y espectáculo, es una fiesta que nadie en la ciudad se quiere perder. Durante varios días, Alicante celebra este homenaje al fuego, en el que las protagonistas principales son las “hogueras” que se queman en la noche de San Juan. Desde el día 25 hasta el 29, se celebra en la playa del Postiguet un concurso de fuegos artificiales, y en el casco antiguo un mercado medieval. En Barcelona verbenas, fuegos artificiales, baños en la playa y cientos de petardos. Cada barrio de la ciudad condal organiza sus 'revetlles' y las hogueras se encienden con la llamada 'flama del Canigó' que se recibe a las 19 horas en la plaza Sant Jaume. A las 20h salen las caravanas que reparten la llama y a las 20h 30 hay castillo de fuegos artificiales en el balcón del Ayuntamiento. La playa es uno de los lugares preferidos de los barceloneses para pasar esta noche mágica. Una gran hoguera se enciende en la Barceloneta y la gente se baña en el mar. Hay fuegos artificiales y decenas de petardos. La Nit de Bruixes, Noche de Brujas, o noche de San Juan se dice que se congregan brujas y druidas en diversos puntos de nuestra geografía para potenciar sus mágicos poderes. En la Costa Brava y el Pirineo de Girona, como en el resto de Cataluña, la verbena de San Juan forma parte del patrimonio. En cada pueblo o municipio encontrarás hogueras y ritos ancestrales. Petardos, verbenas, música, baile y mucha pirotecnia hasta bien entrada la madrugada. En Cataluña con la tradicional coca de Sant Joan, elaborada con masa de pan dulce, crema pastelera y frutas confitadas, o la coca de piñones hecha de hojaldre. La bajada de falles es una traición ancestral que se celebra en diversas poblaciones del Pirineo, principalmente en Alta Ribargorça, Pallars Jussà y Pallars Sobirà. Los fallaires llevan las falles, unos troncos de unos dos metros de largo, hasta la cima de la montaña y una vez encendidos inician la bajada hasta la plaza del pueblo donde se hace la hoguera. En el Valle De Arán se celebra la quema de Eth Haro, una fiesta tradicional que tiene al fuego como protagonista. Se enciende un tronco de abeto de unos diez metros en la plaza. Correfuegos con diablos, fuegos artificiales, bous embolats o toros con fuego en los cuernos y, por supuesto, coca de San Juan y petardos. Pero sin duda donde la fiesta se convierte en algo espectacular es en Menorca. Los caballos toman las calles de Ciutadella. El día 23  se celebra una tradición singular. A las 14h se realiza la visita en casa del Caixer Senyor por parte del fabioler y se empieza el repliegue de los jinetes. A las 18h se hace el Caragol des Born, un acto multitudinario durante el cual los caballos dan vueltas a la Plaça des Born. Al acabar el caragol hay Avellanada en la Contramurada. De Noche se realiza el Caragol de Santa Clara y los jinetes dan vueltas por las calles de Ciutadella y van entrando en las casas de la gente. Puedes entrar en las casas si eres respetuoso. Si puedes escaparte a alguna de estas localidades, acuérdate de comprar petardos y prepárate para pasar una noche de fiesta muy particular, al lado del fuego y en la orilla del mar. Purifícate y déjate llevar por la noche más mágica del año.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.