Con casi 430 metros de altitud, esta roca pertenece a este pequeño territorio que fue transferido al Reino Unido de Gran Bretaña a mediados del siglo XVIII a través del Tratado de Utrecht tras la Guerra de Sucesión Española. Pero este lugar también ha sido testigo de otros sucesos bélicos, como la Segunda Guerra Mundial, lo cual condujo al desembarco del Norte de África. Un acontecimiento que convirtió al peñón en un escudo para la población “llanita” en caso de ataque.

Gibraltar | Gibraltar

En su exterior podemos encontrar un teleférico que te transporta a lo más alto del peñón para así hacer una visita a los más de 250 monos que reinan sobre la población. En cuanto al interior, nos encontramos con túneles en los que el ejército británico almacenaba munición. Túneles polvorín y 30 cámaras son también algunas de las curiosidades que podemos encontrar en lo más profundo de este macizo. Unos túneles que además sirvieron para albergar hospitales y centrales eléctricas para sus habitantes.

Y es que el peñón también guarda secretos en su falda, en concreto, una base secreta para submarinos entre las cuevas. Aunque eso no es todo. Si nos referimos al punto más alto de la roca, podemos encontrar varios lugares de vigilancia que emplearon durante la Guerra Civil.

Gibraltar | Gibraltar

Actualmente, cualquier persona puede descubrir el interior de este célebre punto geográfico a pie o en coche. Una oportunidad única que te adentra, no solo en lo más profundo de un macizo rocoso, sino también de la historia.