España

España

Castillo de Zafra, el tótem que emergió de la roca

Se encuentra en Campillo de Dueñas, en el extremo oriental de Guadalajara, y es uno de los más majestuosos aún en pie.

Ya en el Bajo Aragón, en el extremo oriental de la provincia de Guadalajara, encontramos uno de esos pueblos que bien merecen una escapada de fin de semana. Se trata de Campillo de Dueñas, una localidad que marcará un antes y un después en nuestras retinas gracias a la magia que supone ver con nuestros propios ojos el descomunal castillo de Zafra. Bastión defensivos del Señorío de Molina desde el siglo XII, se encuentra en el paraje de la Vega, un lugar de singular belleza por los conglomerados rocosos que reúne. Es increíble comprobar 'in situ' cómo el castillo se encuentra unido a la roca de la montaña, como si realmente la naturaleza hubiera decidido crear ella misma unos cimientos que nadie, ni el paso de tiempo, sea capaz de acabar con la estructura de piedra, sus torres cuajadas de almenas y su imponencia. Y es que basta alejarse unos metros para admirar su porte sobre el peñasco, de una verticalidad apabullante. El castillo no es lo único que hay que ver aquí. En cuanto a paseos por la naturaleza, nada como acercarse a los parajes de la sierra de Caldereros o la laguna Honda. Y si preferimos quedarnos en el pueblo, podemos aprovechar para conocer la iglesia parroquial de Santa Catalina, del siglo XVII y con una planta de cruz latina a la que sucede un presbiterio. Este cuenta con un magnífico retablo de Miguel Herber de 1743 y un órgano aún en uso construido en 1785. Además, Campillos cuenta con varias ermitas de los siglos XVIII y XIX que también merecen una visita. Campillo de Dueñas es un pueblo pequeño, de apenas 100 habitantes, pero cuenta con una buena infraestructura en la que poder pernoctar y disfrutar aún más de la escapada. Se trata de la Casa Rural La Posada de María, seis habitaciones que se completan con sala de recreo, baños con ducha de hidromasaje, chimenea... y que se puede alquilar completa (para 12 personas, desde 250 €/noche). Situada en una casa también de piedra, será nuestro particular 'castillo' antes y después de admirar el de Zafra, una joya monumental que resiste el paso del tiempo.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.