Viajestic » Escapadas

CASTILLA Y LEÓN

Aveinte: esta es la curiosa historia tras el nombre de este pueblo de Ávila

Es el momento de descubrir la historia que se esconde tras el nombre de Aveinte, uno de los municipios más curiosos de la provincia de Ávila.

Aveinte. Ávila

Imagen de Xemenendura en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0 Aveinte. Ávila

Publicidad

Aveinte se ha convertido, con el paso del tiempo, en una de las localidades más famosas de la provincia de Ávila. Con un total de unos 80 habitantes, podemos encontrarla en la N501, entre el municipio de San Pedro del Arroyo y la propia ciudad de Ávila. Concretamente, está a 24 kilómetros de la capital.

Se trata de una aldea de origen medieval que, por primera vez, fue citada documentalmente con el siguiente nombre: Avent. Bien es cierto que no se sabe con exactitud el origen del nombre, aunque la leyenda asegura que tenía un carácter informativo. Y es que está, prácticamente, a 20 kilómetros de la ciudad de Ávila.

Esta teoría no podría encargar mucho ya que debemos tener en cuenta que, en la mayor parte de su historia, las distancias no se medían en kilómetros sino en leguas. Además, en el año 1250 ya aparecía nombrado como Avent, y no como Aveinte como se conoce en la actualidad.

Aveinte. Ávila
Aveinte. Ávila | Imagen de Xemenendura en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Lo cierto es que “Aveinte” es del antropónimo latino “Adventius” que, a su vez, deriva en “adventus”. El significado de este término es algo así como “advenimiento” o, incluso, “llegada”. Sea como sea, estamos ante uno de los nombres más peculiares no solamente de Castilla y León, sino de toda España.

Es un pueblo precioso, estratégicamente situado entre encinares y dehesas. Aveinte, en cuanto a términos administrativos, políticos y judiciales, fue siempre un lugar del rey. Y es que, de manera directa, dependía de la jurisdicción del concejo de Ávila. Ésta estaba integrada nada más y nada menos que en el sexmo de Covaleda, es decir, en uno de los siete sexmos en la que la tierra de Ávila estuvo dividida, hasta su disolución allá por el siglo XIX.

Cabe destacar como curiosidad que, en este siglo, Aveinte estaba formado por un total de setenta casas. Es más, según el Diccionario de Madoz, todas ellas formaban tres diminutas calles que estaban sin empedrar. Lo que es un hecho es que la preciosa iglesia de Santo Tomás Apóstol se ha convertido en testigo directo de su significativo e histórico pasado.

Publicidad