La belleza natural del país neutral por excelencia

La belleza natural del país neutral por excelencia

Suiza a través de sus lagos

Suiza es un país de cuento, y gran parte del mérito lo tienen sus preciosos lagos. Hablamos de algunos de ellos.

Lago Lucerna
Lago Lucerna | Pinterest

Suiza es un país de cuento, con ciudades de cuento, pueblos de cuento, casas de cuento y paisajes de cuento. Los Alpes suizos contribuyen a crear postales espectaculares y también lo hacen la infinidad de lagos que encontramos si hacemos una ruta por este país. Si haces la Gran Ruta de Suiza en coche, podrás visitar muchos de estos lugares de los que hablamos. Por supuesto, durante el recorrido verás muchísimos de estos lagos que parecen cuadros.

Lago Ginebra | Flickr

La ruta por los lagos podemos comenzarla en el Lago de Ginebra o Lac Léman, nombre por el que se le conoce. Hace más de cien años que este lago es surcado por algunos barcos que permiten ir desde Suiza hasta Francia. El Lago de Ginebra es el que tiene el clima más templado de la zona y, además, es el más grande –cuenta con 583km²– y el que tiene más agua de toda Europa Central. Y si, es bello como todos los demás.

Podemos continuar por el Lago Neuenburg o Lago Neuchâtel, que tiene unas dimensiones de 38 quilómetros de largo y 8 de ancho. Éste es el lago más grande de entre todos los que se encuentran por completo en Suiza. Es decir, no se encuentra entre dos países como pasa con el de Ginebra. A orillas del Lago Neuenberg se sitúa una ciudad con el mismo nombre, una ciudad que pese a ser suiza tiene un aire francés gracias a su casco histórico, sus cafeterías y restaurantes y el resto de edificios. Este lago también tiene siempre barcos que llevan a pasajeros de orilla a orilla y, por supuesto, también es protagonista de un paisaje increíble.

Lago Neuenburg | Flickr

Pero en Suiza, como decíamos, hay muchos lagos. Así, también se puede visitar el Lago Maggiore que va desde la Suiza italiana hasta la región de Lombardía. O el Lago de Lugano, rodeado de altas montañas –la que tiene más altitud se alza hasta 1.700 metros) y de pequeñas poblaciones que se levantan en su orilla.

Si seguimos haciendo un recorrido por los lagos de este país, entonces también debemos hablar del Lago de Lucerna. Este es el lago suizo más variado, pues se encuentra rodeado de montañas en las que realizar fantásticas rutas de senderismo, pero también de ciudades turísticas como Lucerna. Además, también es conocido como el Lago de los Cuatro Cantones porque alrededores del lago se asoman el cantón de Lucerna, Uri, Schwyz y Unterwalden.

Lago Lucerna | Wikipedia - De Ttrainer

El Lago de Thunersee es conocido sobre todo por aquellos que practican vela, porque es habitual que haya aire idóneo para practicar este deporte. Además destacan las playas que hay a su alrededor, ya que invitan a bañarse en un entorno idílico.

Si lo que se quiere es visitar tres países a la vez, entonces se debe visitar el Lago de Constanza o Bodensee, ya que sus 64 quilómetros de longitud se reparten entre Suiza, Alemania y Austria. Y si se quiere visitar un lago en una ciudad famosa, entonces está el Lago de Zúrich. Éste es ideal sobre todo para recorrerlo en un paseo en barco, ya que esto permite disfrutar mejor de los bonitos paisajes.

Aun habiendo hablado ya de tantos, todavía nos quedarían infinidad de lagos más: El Murtensee, situado entre Murten y la Riviera Fribourgeoise. El Hallwilersee, rodeado completamente de naturaleza ya que no se permite edificar a sus alrededores. O los Lagos de Alta Engadina, a 1.800 metros de altitud. No importa si decides hacer la ruta entera a través de sus lagos o solamente escoges alguno. Absolutamente todos tienen la capacidad de dejarte sin palabras.

Judith G. Noé | Madrid
| 28/08/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.